México debería de “estar preocupado” por recuperar la categoría 1 en la aviación, advierte especialista
Foto de Unsplash

Carlos Torres, analista de aviación, recordó que el Gobierno de México es el que debería de “estar preocupado” por recuperar la categoría 1 en la aviación debido a que esta genera mayor conectividad, empleos e impide que se operen rutas o utilizar aviones nuevos.

En el espacio de Joaquín López-Dóriga de Radio Fórmula, el experto aseguró que la importancia de la recuperación de esta clasificación también radica en que permite operar el mercado norteamericano, el mercado natural de México.

“Algo que es muy importante, que creo que es el punto relevante es que a lo largo de estos ya 18 meses, la aeronáutica mexicana ha perdido más de 10 puntos de participación de mercado frente a las aerolíneas norteamericanas, y es que no hay prisa, el gobierno norteamericano no tiene prisa de regresarle la categoría a México sino que México es el que tendría que estar preocupado porque eso genera mayor conectividad, genera mayores empleos y genera una caída en sus ingresos y la imposibilidad de operar rutas o de usar aviones nuevos porque recordemos que el mercado norteamericano es el 70 por ciento del mercado internacional que tiene México con el resto del mundo y es nuestro mercado natural y al que tendríamos que estar apostando en esta recuperación aérea”, detalló.

Indicó que se requiere de tres puntos fundamentales para la recuperación de la categoría, el primero corresponde a eliminar vacíos existentes en la Ley de Aviación Civil.

“Lo que se requiere hacer para recuperar la categoría y seré lo más didáctico posible porque es un tema muy técnico, la recuperación de la categoría 1 tiene que ir de la mano de tres grandes elementos, el primero está relacionado con las modificaciones a la Ley de Aviación Civil y los relacionados con ella, ¿cuál es el objetivo?, tratar de subsanar un poco del decreto que se había enviado a la Dirección de Aeronáutica Civil y que se propuso, todavía a finales de la Administración del presidente Peña Nieto generar una agencia independiente, hay ciertos elementos que se quedaron un poco en el aire y que no fueron corregidos de manera puntual a pesar de que la agencia comenzó operaciones casi desde el inicio de este Gobierno esta agencia tiene que ser independiente, con presupuesto propios, con personalidad jurídica y que esté alineada a los protocolos de la asociación de aviación civil internacional a la que México está inscrito de manera voluntaria desde hace muchísimos años, y aquí quiero hacer un paréntesis, se recordará que incluso cuando el presidente anunció esta degradación de categoría, señalaba que eran medidas impuestas por organismos internacionales, pero México está en la organización desde hace por lo menos 60 años y es algo voluntario que ha estado integrado en las aviaciones civiles de los países desde hace muchos años de tal manera que no nos están solicitando algo nuevo ni algo impuesto por organismos internacionales, sino que es algo común, digamos, en la industria aérea a nivel internacional esa es la primera falta, allí hay un elemento importante, se recordará que uno de los accidentes y de los incidentes aéreos, esta doble función que tuvo la Dirección de Aeronáutica Civil para investigar los accidentes, es decir que no hubiera esta independencia y que fuera juez y parte la autoridad cuando se presentaran estos elementos, esta ley de aviación civil con todos estos cambios tiene que ser aprobado, por supuesto, por el Congreso ya sea en este periodo legislativo y si no, pues hasta el siguiente y yo la verdad no he escuchado a nadie de los diputados de oposición o Morena estar preocupados por aprobar esta ley y creo que es uno de los elementos más importantes”, detalló.

El segundo elemento es incrementar el presupuesto, pues este está muy por debajo de lo requerido.

“Eso me lleva a la segunda falta que es el presupuesto, pues el aprobado para el próximo año es de alrededor de 650 millones de pesos que, según estimaciones es de un total de 2 mil millones de pesos que se requieren para la Asociación de Aviación Civil, es decir, todavía está muy por debajo de lo que se requiere y que debería de tener esta instancia para poder operar de manera oportuna y atender, por supuesto, a los operadores aéreos tanto de carga como de pasajeros, pero por supuesto también a la aviación en general que son los encargados de regular que todo esté en orden entonces este segundo elemento del presupuesto queda sobre la mesa”, indicó.

Finalmente, el tercero se refiere a las acciones correctivas que se deben implementar para que la aviación mexicana recupere la categoría.

“El tercer elemento son estas acciones correctivas, aquellas que están vinculadas con la capacitación del personal técnico aeronáutico que ejecuta las acciones de supervisión en seguridad aérea y este elemento es muy relevante porque a pesar de que se ha dicho que habría incremento  de recursos y de personal es algo que en la práctica no ha sucedido y que con lo del hackeo de información pues todavía deja en duda muchos otros elementos adicionales que tienen que ver con la autorización de las licencias de los autotransportistas terrestres, por supuesto que para los aéreos y en ese sentido los exámenes físicos y psíquicos que se le tienen que realizar a las tripulaciones con cierta regularidad y estos son los tres elementos que tienen que cubrirse para que México pueda recuperar la categoría, optimistamente en mayo del año que viene”, apuntó.