Álvaro Obregón 286 rompió récord en tiempo de rescate

Álvaro Obregón 286 rompió récord en tiempo de rescate - Foto de El Universal
Foto de El Universal

Los protocolos internacionales señalaban procedimientos de 72 horas de rescate, sin embargo, en dicho edificio, se alargaron 15 días

El derrumbe de Álvaro Obregón 286, producto del sismo del 19 de septiembre de 2017, significó el rescate de mayor duración registrado en la historia de un desastre natural.

Los protocolos internacionales señalaban hasta el año pasado procedimientos de 72 horas de rescate, sin embargo, en el caso del edificio de seis pisos, se alargaron 15 días.

Foto de Tribuna Noticias

Durante esas dos semanas, 14 equipos internacionales más 18 nacionales rescataron con vida a 28 personas y recuperaron los cadáveres de otras 49, promoviéndose así que se cambien los estatutos mundiales.

Las labores representaron todo un hito, pues además de rescatistas, se hizo uso de ingenieros y topógrafos para monitorear el desplazamiento del edificio colapsado y así advertir posibles nuevos derrumbes, con la intención de salvaguardar la integridad de los participantes.

Foto de @MeliCa_rriso

“Álvaro Obregón 286 es icónico en ese sentido, porque nos está permitiendo documentar lo que hicimos intuitivamente durante las labores de rescate y poder dejar para el futuro un protocolo mucho más extenso si se llega a presentar algún desastre similar”, expresó el ingeniero estructural, Jesús Valdez.

La responsabilidad de recuperar los cuerpos de las víctimas supuso un nuevo reto en cuanto a salud para los rescatistas, ya que tuvieron que poner especial atención a su alimentación y resistencia física.

Foto de @katilunga

Al principio, se valían de las tortas, aguas, refrescos y tacos que les proporcionaba la ciudadanía, sin embargo, tanta caloría los orillaba a ir constantemente al baño y les dificultaba escabullirse por los huecos de los escombros.

Fue entonces que optaron por solo consumir barritas energéticas, amaranto y tomar polvos vitamínicos, pues debían tener fuerza suficiente para operar herramientas de entre 10 y 30 kilos de peso durante tantos días.

Por su parte, un grupo de tres psicólogos y psiquiatras hizo lo propio con los familiares de las víctimas a rescatar. En una carpa al lado del edificio derrumbado, acompañaron a padres, madres, hijos y hermanos hasta el 4 de octubre de 2017, cuando recuperaron el cadáver de la última víctima.

Con información de Excélsior

álvaro obregón 286rescatesismo 19 de septiembre

Menú de accesibilidad