Era difícil, pero AMLO lo logró

La ley y la justicia no pueden ser excluyentes.
Florestán.

Al iniciar su mañanera de ayer, el presidente López Obrador saludó a los reporteros: ¡Ánimo! ¡Que lo mejor es lo peor que se va a poner esto…! Y soltó una carcajada socarrona.

Y es que al retomar la ofensiva contra Carlos Alazraki afirmó: Ayer dije que era hitleriano, a lo que su vocero, Jesús Ramírez, acotó: de pensamiento. Sí, de pensamiento hitleriano, repitió, es, pues, seguidor del pensamiento de Hitler.

Cuando le dijeron que esa declaración del día anterior había ofendido a la comunidad judía respondió que la respetaba mucho. Pero eso no quiere decir que toda la comunidad tenga una especie de patente de corso para poder dañar, afectar un movimiento de transformación nada más por sus ideales, sus pensamientos, su conservadurismo y su hitlerismo.

Nunca habían acusado a una comunidad judía de hitlerismo, como él lo hizo ayer.

Tras esto, retomó su otra ofensiva, contra la iglesia católica mexicana que había pedido que modificara su estrategia contra la inseguridad, y la encaró así:

¿Qué quieren los sacerdotes, que resolvamos problemas con violencia, vamos a desaparecer a todos, por qué no actuaron así con Calderón, por qué callaron cuando se ordenaban las masacres, por qué esa hipocresía?

Sí, tachó a los sacerdotes de hipócritas, de mentir, de calumniar de levantar falsos testimonios. Eso no se debe permitir a nadie y mucho menos a un religioso, remató.

Y el presidente no decepcionó: lo mejor de la mañanera fue lo peor que se puso, como había adelantado.

Era complicado pero lo logró.

RETALES

1. ANIVERSARIO.- Al cumplirse ayer tres años de la creación de la Guardia Nacional, ceremonia en el Colegio Militar con los protocolos de la SEDENA para un evento del ejército, el presidente López Obrador llamó a los gobernadores para que influyan en sus diputados para que aprueben su militarización constitucional. El general Luis Cresencio Sandoval afirmó que la GN únicamente está por debajo de las Fuerzas Armadas;

2. LOCURA.- Alejandro Moreno, que se aferra a la presidencia del PRI, ha comenzado a operar más allá de sus cabales. Lo más reciente, y al estilo Trump, su propuesta para que todas las familias cuenten con armas de alto calibre y, así, enfrentar a la delincuencia. El rechazo ha sido generalizado. A ver con qué ocurrencia distractora sale; y

3. MANO.- Pues Santiago Creel, quien como secretario de Gobernación de Vicente Fox (2000-06) fuera su precandidato presidencial, lo derrotó Felipe Calderón, anuncia, ya sin aquellos formatos priístas del PAN del silencio, que quiere ser el candidato presidencial de su partido y de la alianza opositora. A como están las cosas en ese partido, se convierte en el planteamiento más claro mientras que en el PRI no dejan ni pasar por enfrente a Enrique de la Madrid.

Por vacaciones, nos veremos en dos semanas, pero en privado.