AMLO tiene tres candidatos

Ahora lo atípico es una excluyente de responsabilidad.
Florestán.

El presidente salió antes de las 6 de la mañana de su palacio, cruzó la calle y entró a otro, el del Antiguo Ayuntamiento, para lo que le cerraron por horas todos los accesos al Zócalo, y allí dio su mañanera.

En el templete Claudia Sheinbaum, Adán Augusto López Hernández, y, entre cajas, Marcelo Ebrard.

La sucesión también estaba en el mismo templete y surgió cuando primero dijo que no recordaba haber dicho que Claudia no era su consentida, para salirse con una carcajada y declarar que la quiere mucho, a lo que agregó de inmediato: y aquí está Adán Augusto López, ¡qué decir de mi paisano! Y también Marcelo Ebrard, que lo ha hecho muy bien…. y otros…

Seguía en ese juego que tanto divierte a los presidentes, barajear a sus posibles sucesores, corcholatas, les ha llamado, de las que él se ha autodenominado el destapador, con lo que confirmó que ha ampliado su baraja y que a López Hernández lo trajo de Tabasco para jugarlo.

Y también dejó en claro, por si alguna duda quedara, que Ricardo Monreal no está entre sus cartas, lo que le facilita la campaña como un independiente de ese grupo que no será candidato de Morena y que tiene abierto el camino para la boleta presidencial de 2024, pero por otro partido o frente que pueda construir y en lo que está.

Así que ya quedó, por si faltara algo, hoy, no sé mañana, López Obrador, aunque mencione tres, tiene dos candidatos: Claudia y Adán Augusto.

RETALES

1. VISITA.- El presidente recibe hoy a la misión Biden de la Cumbre de las Américas, justo cuando los gobernantes con los que habló de su boicot por la ausencia de Cuba, Nicaragua y Venezuela, se van decantando hacia su posición de cancelar. Ya lo hicieron tres de los cuatro países centroamericanos que visitó: el premier beliceño Johnny Briceño; y los presidentes Xiomara Castro, de Honduras, y el de Guatemala, Alejandro Giammattei. También Luis Arce, de Bolivia, con el que habló. Si Biden invitara a los excluidos, que no invitará, López Obrador levantaría un triunfo continental. Pero vayan o no, tendrá un costo a pagar;

2. RESPUESTA.- El mismo presidente, el lunes cargó de nuevo contra la UNAM por haber enviado, dijo, a sus estudiantes de medicina a casa durante la pandemia, lo que esa misma noche desmintió con argumentos la máxima casa de estudios. No sé hasta dónde piensa llevar su ofensiva contra la UNAM, pero lo del CIDE parece ser todo un experimento, su tramo espejo; y

3. MANO.- Alejandro Murat levantó la mano para la candidatura presidencial del PRI que, me dijo, sí quiere, pero debe esperar la decisión de su partido. Lo que sucede es que Alejandro Moreno también quiere, como se los hizo saber a los expresidentes del PRI con los que desayunó, no están con él, y a los que dijo que él es el único candidato del bloque opositor.

Nos vemos mañana, pero en privado.