Una oposición huérfana para el 2024

Una oposición huérfana para el 2024

Provocador, ventajoso como siempre, se refería a ninguno de los que serán: Claudio X. González, Margarita Zavala, Gabriel Quadri, Diego Fernández de Cevallos, Miguel Ángel Osorio Chong, Carlos Loret de Mola, Enrique Krauze, Héctor Aguilar Camín, que no tienen en su proyecto la presidencia de México

Sí, sí les falta un perno, pero en la cabeza.
Florestán.

Ayer el presidente López Obrador dijo una gran verdad: la oposición carece de liderazgos para la sucesión presidencial de 2024 y que a él le sobran, y dio nombres para acreditarlo, al tiempo que repasaba una lista opositora que les elaboró: ¿Claudio, la esposa de Felipe Calderón, Quadri, va a regresar Diego, Chong, Loret de Mola, Krauze, Aguilar Camín…?

Provocador, ventajoso como siempre, se refería a ninguno de los que serán: Claudio X. González, Margarita Zavala, Gabriel Quadri, Diego Fernández de Cevallos, Miguel Ángel Osorio Chong, Carlos Loret de Mola, Enrique Krauze, Héctor Aguilar Camín, que no tienen en su proyecto la presidencia de México.

Pero los apuntó para reforzar el que la oposición no tiene a nadie para competir en 2024.

Él, en cambio, presumió que le sobraban, y citó a varios, cuando, en realidad fueron solo distractores para proteger a su candidata, Claudia Sheinbaum, decisión que permanece intacta a pesar de tragedia de la Línea 12, de la debacle electoral capitalina, la pandemia, los traidores, ha dicho, y del fuego amigo.

Nada exógeno podrá alterar su decisión, ya convencido por dos elementos fundamentales: la lealtad de la Sheinbaum y la consolidación, en su sucesión, del proyecto de la 4-T, lo que ningún otro le garantiza.

Y en este banderazo del inicio de temporada de la carrera presidencial, se volvió a referir a la oposición sin equivocarse: el problema es de ellos. No quisiera estar en sus zapatos, pero que le echen ganas, sí se puede, se burló socarrón.

El hecho, y dramático para la oposición, y para la democracia, es que, efectivamente, la oposición no ha podido construir un liderazgo, y menos competitivo, para la sucesión presidencial de 2024.

Y esa carencia abona la continuidad del proyecto López Obrador.

RETALES

1. CÁNCER.- El presidente reconoció ayer el incumplimiento del abasto de medicinas para los niños con cáncer que varias veces, la más reciente el 24 de mayo, dio por solucionado. Ayer dijo que la próxima semana estará resuelto. Y pregunto, ¿resuelto otra vez? ¿Quién lo está engañando?;

2. REMATE.- La Secretaría de la Función Pública y la Auditoría Superior de la Federación tendrán que investigar el remate del avión presidencial, Boeing-757, en 65 millones de pesos, lo que es inaceptable a precios de mercado, y sospechoso. Un 757 como ese trajo a Kamala Harris. Esos mismos Boeing los vuela todos los días Delta de Nueva York a México. Y lo vendieron en ¡tres millones de dólares! ¿Qué atraco, presidente qué atraco!; y

3. FINAL.- Alejandro Díaz de León dijo ayer que permanecerá como gobernador del Banco de México hasta que acabe su mandato, el 31 de diciembre. Ya ve que al presidente le entró mucha prisa por quitarlo y anunció desde mayo que no se quedaría y lo relevaría Arturo Herrera, secretario saliente de Hacienda.

Nos vemos mañana, pero en privado.

andrés manuel lópez obradorclaudia sheinbaumjoaquín lópez dórigamexico
Menú de accesibilidad