Importante diferenciar deber de un obispo con la del gobierno: Anaya
Foto de Internet

Luego de que Andrés Manuel López Obrador apoyara la reunión del obispo de Chilapa con los narcotraficantes de la zona para evitar los asesinatos en pleno periodo electoral, Ricardo Anaya señaló que es necesario diferenciar la actividad del religioso con la de una autoridad de gobierno.

El candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, señaló que el gobierno tiene el deber de enfrentar el problema de la violencia.

“Es importante distinguir lo que es la actividad pastoral de un obispo que la actividad que corresponde a una autoridad de gobierno. Por supuesto que es respetable en su actividad pastoral que el obispo se acerque a todos los ciudadanos sin distingo alguno, eso lo respeto, y además lo celebro, pero por otro lado, lo que puedo señalar es que estoy convencido de que lo que corresponde hacer a las autoridades del gobierno es enfrentar el problema desde dos perspectivas, una comprensión y enfrentar el problema del crimen organizado”, señaló.

Añadió que está demostrado que pactar con el crimen organizado no ha logrado resolver la violencia en otras partes del mundo.

En otro orden de temas, respaldo el llamado del Senado de la República a suspender la cooperación bilateral con Estados Unidos tras la decisión de Trump de militarizar la frontera con México.

“Quiero expresar mi respaldo total al exhorto que se aprobó ayer por unanimidad en el Senado de la República, en el cual se está solicitando al gobierno federal suspender la cooperación bilateral con Estados Unidos, en materia de migración como en la lucha contra la delincuencia organizada transnacional, en tanto el presidente Donald Trump no se conduzca con civilidad y con el respeto que el pueblo de México se merece”, dijo.

Señaló que México debe condicionar su cooperación en materia migratoria, de drogas y seguridad con EE.UU. hasta que cesen las amenazas por parte de Trump.

“La prioridad del gobierno debe ser siempre los ciudadanos sin importar dónde vivan; nuestro país lo necesita más que nunca”.

Con información de Milenio