ÚLTIMA HORA Retiran propuesta para que Arturo Herrera sea gobernador del Banco de México
Detienen en Playa del Carmen a hermanos puertorriqueños por agresión sexual
Hermanos Erick y Luis Zapata Hernández. Foto de Univisión

El secretario de Estado de Puerto Rico, Omar Marrero, aseguró que el Gobierno ha atendido de manera adecuada y con diligencia el caso de los hermanos Erick y Luis Zapata Hernández, detenidos en México desde agosto pasado por una supuesta agresión sexual contra una menor.

Según dijo Marrero en un comunicado de prensa, al conocer sobre las detenciones, estableció comunicación “inmediata y directa” con el consulado de Estados Unidos en Playa del Carmen (México), y el consulado mexicano en Puerto Rico “para garantizar los derechos que le asisten y un debido proceso de ley”.

“Esto es un caso que conmueve al pueblo, y como padre comprendo la frustración y desesperación de esta familia. Me comprometo a continuar realizando todos los esfuerzos necesarios hasta la terminación de este caso, conforme al estado de derecho aplicable”, afirmó Marrero.

“No bajaremos la guardia y continuaremos actuando con prudencia y discreción para no afectar el proceso judicial. Nuestro norte seguirá siendo velar por la integridad del proceso”, agregó.

De acuerdo con la información obtenida, los jóvenes detenidos continúan recibiendo visitas familiares, atención médica y provisiones semanalmente.

Marrero explicó que la función del Departamento de Estado de Puerto Rico es ser enlace entre los hermanos Zapata Hernández, el consulado de EE.UU. en Playa del Carmen y la embajada mexicana en la isla caribeña.

Otro objetivo del despacho puertorriqueño es procurar que los jóvenes tengan acceso a las garantías y protecciones en virtud del derecho internacional aplicable y tratados vigentes entre México y Estados Unidos.

Marrero dijo además que a principios de julio del 2021, el Departamento de Estado, a través de su secretario auxiliar de Relaciones Exteriores, Félix A. Lizasuaín, orientó a los miembros de la familia Zapata Hernández, para que recibieran asistencia sobre los procesos de índole criminal en jurisdicción fuera de EE.UU.

A su vez, se les proveyó una lista de abogados validados por el consulado para su evaluación y acción correspondiente.

En esta misma línea, Marrero dijo que Lizasuaín sostiene conversaciones directas con el padre de los jóvenes, “en las cuales discuten cada etapa procesal del caso, además de orientarles sobre estatus migratorio, ayudas, recomendaciones y asesoramiento sobre el manejo de este asunto”.

Otra de las gestiones realizadas por el Departamento de Estado fue coordinar una visita para que el personal del consulado estadounidense visitara a los jóvenes en el centro de detención para velar por su integridad física, gozaran de buena salud, recibieran visitas religiosas, de así requerirlo, y servicio de nutrición especial para uno de los hermanos.

Por otra parte, sobre unas presuntas alegaciones por parte de los familiares de una supuesta violación a los derechos de los jóvenes, el Departamento de Estado solicitó la intervención de la jefa de Misión del Consulado de Estados Unidos en Playa del Carmen, Natalia Rincón, pero esta indicó que los hermanos declinaron hacer una declaración oficial bajo juramento.

Marrero explicó que esto es un requisito necesario, conforme a la reglamentación vigente para dar paso al proceso diplomático correspondiente.

Con información de EFE