Ha sido una experiencia dolorosa, pero motivadora: brigadista de la FES Cuautitlán

Ha sido una experiencia dolorosa, pero motivadora: brigadista de la FES Cuautitlán - Foto de @ManceraMiguelMX
Foto de @ManceraMiguelMX

El apoyo de la FES Cuautitlán durará, al menos, un mes más, aunque los alumnos de varias carreras tendrán que contemplar sus fines de semana

Como una experiencia motivadora describió un alumno a las brigadas estudiantiles que han trabajado en Morelos, el estado más golpeado por el sismo.

“Hemos llevado víveres, recogido escombros y colaborado en las tareas de reconstrucción”, dijo José Cruz Bahena, de 23 años, y quien cursa el noveno semestre de Ingeniería en Telecomunicaciones, Sistemas y Electrónica, en el campo 4 de la entidad multidisciplinaria.

De acuerdo con un comunicado, ahí el apoyo de la FES Cuautitlán durará, al menos, un mes más, aunque los alumnos de varias carreras tendrán que contemplar sus fines de semana, pues ya regresaron a clases.

“Fue una experiencia dolorosa, pero motivadora, participé en la organización de los grupos de trabajo y en la logística. Pensamos seguir yendo porque aún hay mucho trabajo por hacer”, compartió.

En la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán las brigadas de ayuda han sido intensas y constantes desde el sismo del 19 de septiembre.

Foto de Internet

En dos semanas han realizado 101 brigadas a la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Estado de México, Hidalgo, Chiapas y Oaxaca, indicó Eric Villegas Alcaraz, responsable de Protección Civil de esa entidad académica.

Han participado 411 estudiantes de diversas carreras, quienes han removido escombros y repartido víveres entre los damnificados.

También colaboraron los integrantes de la Clínica Universitaria de Salud Integral (CUSI) Almaraz, que la FES Iztacala tiene en las instalaciones de Cuautitlán.

En una segunda etapa de las brigadas, añadió Villegas, se ha comenzado a dar apoyo psicológico y, en una tercera, se profundizará en los apoyos para fomentar la resiliencia (capacidad de las personas para superar circunstancias traumáticas).

“Ahora falta la reconstrucción, por lo que las brigadas de la FES Cuautitlán durarán aún de tres a cuatro meses”, indicó.

Para hacer compatible esta actividad con el regreso a clases, en la FES Cuautitlán llevan un estricto registro de la participación de los alumnos en las brigadas, pero son flexibles respecto a las clases. “Es prioridad seguir ayudando”, remarcó el universitario, para quien es indispensable seguir trabajando como sociedad en la cultura de la autoprotección y no esperar solamente el apoyo del gobierno.

“Estamos en la etapa de recolectar víveres para llevarlos la próxima semana a Morelos y Puebla”.

Centro de acopio espontáneo

Andrea Becerril Osnaya, profesora de la carrera de Bioquímica Diagnóstica, organizó desde el día siguiente al temblor a varios de sus alumnos. Comenzaron haciendo tortas y sándwiches dentro de las instalaciones del campo 1 de la FES Cuautitlán.

“Yo viví el sismo del 85 y no quise que recurriéramos a ninguna instancia oficial como la Cruz Roja ni a los partidos políticos. Funcionamos de forma independiente dentro de la FES y pronto nos convertimos en un centro de acopio”, explicó.

La gente de Cuautitlán confió en los universitarios y donaron comida, agua, medicamentos, material de curación y ropa. Organizaron los víveres y pidieron ayuda a los ciudadanos para llevar en carros y camionetas la ayuda, principalmente a Morelos, y después a Puebla. La UNAM también los apoyó con un camión.

Sin bajar la guardia, el espontáneo centro de acopio sigue abierto y Becerril, junto con sus alumnos, planean darle un empujón con una recolección mayor el 19 y 20 de octubre, cuando quizá los ánimos de ayudar decaigan.

Con información de Quadratín

centro de acopiovíveresvoluntarios
Menú de accesibilidad