Grúas dejarán de infraccionar: Mancera


Grúas dejarán de infraccionar: Mancera

Ahora se dedicaran al apoyo vial y solo retirarán los vehículos a petición de ciudadanos o policías


A partir de mañana, los vehículos que circulen en carriles exclusivos para el transporte público o en contraflujo serán remitidos al corralón y se suprimirá el uso de grúas cuando las unidades se estacionen en lugares prohibidos, sin que ello exente a los conductores de las sanciones económicas y administrativas correspondientes.

Lo anterior como parte de las modificaciones que el gobierno de la Ciudad de México realizó al Reglamento de Tránsito capitalino, en las que mantienen las multas económicas y penalizaciones en la licencia de conducir pero suprime en la mayoría de los casos el uso de grúas y remisión del vehículo al corralón .

La autoridad local determinó que los conductores que circulen sobre los carriles exclusivos para el transporte público en el sentido de la vía o en contraflujo, o que teniendo la autorización no conduzcan con los faros delanteros encendidos y una señal luminosa de color ámbar serán remitidos a depósito.

Asimismo, serán sancionados con una multa de 40 a 60 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México vigente, abundó en un decreto publicado en la Gaceta Oficial.

Precisó que estas amonestaciones también serán aplicables para los conductores que invadan los carriles exclusivos de transporte público al dar vuelta a la izquierda, derecha o en “U”, o cambien de cuerpo de circulación en la misma vía cuando existan señalamientos restrictivos que prohiban estos movimientos.

Foto de internet

En el documento, vigente a partir de mañana, el gobierno capitalino determinó suspender el uso de grúas o vehículos autorizados para que un vehículo sea remitido al depósito vehicular cuando esté estacionado en ciertas circunstancias y lugares.

De esta forma, se prescindirá de esta medida cuando una unidad se estacione sobre vías peatonales y primarias, en el costado izquierdo de la vía cuando existan camellones centrales, laterales o islas, o en los carriles exclusivos, confinados y/o prioritarios de transporte público.

Tampoco se aplicará el arrastre cuando la unidad esté estacionada en áreas de circulación, accesos y salidas de estaciones y terminales del transporte público colectivo, sitios de taxi, así como en zonas de ascenso y descenso de pasaje de transporte público.

La modificación decreta que ya no se usará grúa para mover las unidades detenidas frente a bancos, hidrantes para uso de los bomberos; entradas y salidas de vehículos de emergencia, de estacionamientos públicos y gasolineras, rampas o escuelas, en doble fila o en batería.

Sin embargo, se mantienen las infracciones por estas acciones, que van de una multa equivalente que va de cinco a 30 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México y la penalización en licencia de conducir de uno a seis puntos.

Tampoco se hará uso de grúa para los vehículos de transporte público, escolar y de personal que carguen combustible con pasajeros a bordo o lleven vidrios polarizados, obscurecidos o con aditamentos u objetos distintos a las calcomanías reglamentarias.

De igual forma, se prescindirá de la utilización de grúas para movilizar a los vehículos para enseñanza que carezcan de un sistema de doble control de frenos, embragues y retrovisores, que permita al instructor controlar la unidad cuando sea necesario con absoluta independencia del aprendiz o no porte la leyenda “vehículo de enseñanza” en los costados y la parte posterior.

Sin embargo, el gobierno capitalino estableció que las escuelas de manejo que incumplan con lo anterior serán sancionadas de acuerdo a lo que establezca la autorización respectiva de funcionamiento.

Agregó que la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México deberá realizar las acciones necesarias para la implementación de este decreto y actualizar la normatividad institucional.

Así mismo Miguel Ángel Mancera informó que a partir de este viernes las grúas dejarán de cobrar infracciones para convertirse solamente en apoyo vial.

 

Durante su conferencia de prensa diaria compartió que de esta manera “se da por concluida esta historia de las grúas”, informando que estas se dedicaran al apoyo vial y solo retirarán los vehículos a petición de ciudadanos o policías.

El mandatario local citó como ejemplos los casos en que un auto obstruya la salida de una casa, las rampas para personas discapacitadas o sitios prohibidos para estacionarse según indique el reglamento de tránsito, en estos casos y a solicitud de un ciudadano, la grúa podrá actuar.

cdmxgruasMiguel Ángel Mancera Espinosa