Gobierno de Puebla admite muerte de tres pobladores de Coyomeapan, tras balacera con policías
Foto de Noticias RTV Tehuacan

Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, reconoció la muerte de tres personas tras balacera entre miembros de la policía estatal y pobladores del municipio de Coyomeapan, saldo que en un inicio fue negado por autoridades de seguridad.

En redes sociales, Barbosa Huerta lamentó lo ocurrido y prometió coadyudar con las investigaciones para ayudar al pleno esclarecimiento de los hechos, con estricto apego a la ley.

“El gobierno del estado de Puebla lamenta profundamente los hechos ocurridos el pasado 9 de mayo, donde participaron integrantes de la policía estatal y habitantes del municipio de Coyomeapan. Hechos en los que fallecieron 3 personas del sexo masculino, 2 adultos y un menor de edad, además de al menos 4 heridos”, dijo

“La solución es política y jurídica, de respeto a los derechos humanos, a la vida e integridad física de las personas y a hacer prevalecer el estado de derecho. Este caso debe ser esclarecido de manera total y bajo los procedimientos legales, sancionar a los responsables”, refirió en redes sociales.

El pasado 9 de mayo, el movimiento de resistencia indígena Unidad por Coyomeapan denunció en conferencia de prensa que policías estatales emboscaron a dirigentes de dicho movimiento en el entronque de Zoquitlán a Coyomeapan, donde además de los muertos se registraron cuatro heridos.

“Empiezan a detonar sus armas de fuego, más o menos eran 60 estatales (…) Nos empezaron a disparar, hubo tres muertos, nuestros compañeros heridos. Y sanguinariamente los estatales nos trataron como animales, no nos trataron como seres humanos”, contó Heriberto Martínez Téllez.

Sin embargo, el secretario de Seguridad Pública, Daniel Cruz Luna, afirmó que ese día agentes se trasladaron al lugar luego de reportes de personas armadas en una camioneta roja, quienes agredieron a los policías estatales tras notar su presencia.

“El conductor de una camioneta embistió a dos patrullas y posteriormente, en diversas ocasiones, se abrió fuego por parte de los agresores, lo cual fue repelido por la autoridad” explicó.

Tras e enfrentamiento, los policías lograron el aseguramiento de una escopeta, un revolver y un rifle, lo que de inmediato fue negado por los ciudadanos de Coyomeapan.

Con información de López-Dóriga Digital y Animal Político