Gobierno federal aceptó ‘Quédate en México’ por “razones humanitarias”
Fotografía de archivo de unos solicitantes de asilo bajo el Protocolo de Protección a Migrantes, mejor conocido como MPP, ingresan a los Estados Unidos por el Cruce Internacional Santa Fe en El Paso, Texas. Foto de EFE/Jesús Rosales.

El Gobierno de México explicó este jueves que aceptó el restablecimiento del programa “Quédate en México“, que obliga a los solicitantes de asilo a quedarse en ese país mientras se resuelven sus casos en EE.UU., por “razones humanitarias“, y aseguró que recibirá más recursos del país vecino.

El Gobierno de México ha decidido que, por razones humanitarias y de manera temporal, no retornará a sus países de origen a ciertos migrantes que tengan una cita para aparecer ante un juez migratorio en Estados Unidos para solicitar asilo en ese país”, explicó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en un boletín.

El presidente estadounidense, Joe Biden, llegó a un acuerdo con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, para restablecer el programa “Quédate en México”.

Así lo anunció este jueves en un comunicado el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, en inglés). El anuncio llega después de que Biden derogara la medida, pero una demanda impulsada por los estados conservadores de Texas y Misuri obligó a su Gobierno a volver a implementarla.

El Gobierno estadounidense dijo que ha trabajado “de cerca” con el Ejecutivo de López Obrador para que haya “refugios seguros” para aquellos migrantes a los que se les apliquen los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, en inglés), designación formal del programa “Quédate en México”.

Personas haciendo fila intentando cruzar hacia Estados Unidos en la frontera con México. Foto de EFE / Archivo

La respuesta mexicana

En un breve comunicado, la Cancillería mexicana indicó que, tras un diálogo entre ambos países, “el Gobierno de los Estados Unidos ha aceptado las preocupaciones de carácter humanitario del Gobierno de México, entre las que destacan mayores recursos para albergues y organizaciones internacionales”.

Así como “la protección para grupos vulnerables, la consideración de las condiciones locales de seguridad y de capacidad de albergue y de atención del Instituto Nacional de Migración (INM), así como la aplicación de medidas contra la covid-19”, tal y como contempla la sección 235(b)(2)(C) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA, por sus siglas en inglés) como al Título 42 del Código de los EE.UU.

Por todo ello, explicó la SRE, el Gobierno de México aceptó de manera “temporal” el restablecimiento de dicho programa, que llegó a dejar a miles de migrantes varados en México mientras esperaban su cita estadounidense.

“El Gobierno de México reitera su compromiso con los derechos humanos de las y los migrantes, así como para mantener una migración ordenada, segura y regular. Asimismo, el Gobierno de México continuará promoviendo la cooperación para el desarrollo, con programas de efectos directos e inmediatos, como la principal vía de atención al fenómeno migratorio en la región”, concluyó el comunicado.

Biden asumió el cargo en enero de 2021 y eliminó el polémico Protocolo de Protección a Migrantes (MPP, en inglés), que impulsado por Donald Trump (2017-2021) dejó varadas en México a unas 70 mil personas que esperaban una cita en una corte estadounidense para su trámite de asilo.

Este mismo programa, muy criticado por expertos y ONGs, fue reactivado este jueves.

Con información de EFE