En la UNAM no existe una sola corriente de pensamiento, responde Narro a AMLO
En la foto, José Narro Robles. Foto de @JoseNarroR

José Narro, exrector de la UNAM y exsecretario de Salud federal,  aseguró que en la Máxima Casa de Estudios no existe una sola corriente de pensamiento y aseguró que nunca hizo proselitismo como autoridad universitaria.

En entrevista, el exfuncionario aseguró que en la institución “cabemos todos los que pensamos como pensamos” con absoluta libertad.

El exrector de la UNAM describió a la escuela como un “caleidoscopio” donde convergen varias ideologías en libertad y respeto.

Narro llamó al presidente Andrés Manuel López Obrador a entender a la universidad como una institución donde se “cultiva con una gran y enorme libertad la diversidad de pensamiento”.

Aseguró que ejerció su militancia partidista en el uso de sus derechos y en los sitios y gobiernos que corresponden; además manifestó que de haber hecho proselitismo como autoridad de la UNAM, “hubiera fallado a mis convicciones”.

La Universidad Nacional Autónoma de México dejó en claro este viernes que su compromiso y solidaridad histórica con el país es “incuestionable“, al responder a las declaraciones del presidente López Obrador.

El compromiso y solidaridad históricos de la Universidad Nacional con la nación es incuestionable. Muestras recientes son los sismos de Septiembre de 2017 (…) así como con la colaboración de expertos en diversos campos a lo largo de la crisis sanitaria que hemos padecido”, se lee en el documento.

La UNAM aseveró que siempre ha sido respetuosa de las distintas ideologías, corrientes del pensamiento, posiciones políticas y opiniones expresadas por integrantes de su comunidad, de sus egresados o por cualquier persona.

Todas estas manifestaciones son parte de las libertades y del espíritu crítico que se cultiva en los espacios universitarios y que tienen soporte en la autonomía y la democracia. Gracias a esto, la Universidad sirve a la nación con un compromiso social en permanente transformación.

Apuntó también que se privilegia siempre la libertad de cátedra, la cual consideró una de nuestras mayores fortalezas, “para formar ciudadanos íntegros, de pensamiento independiente, sin ideologías impuestas y comprometidos con la búsqueda de un país más justo, libre y con menor desigualdad”.

Así es y así ha servido a México, la Universidad de la Nación”, afirmó.

Con información de Reforma