“En 2022, que viva la fe en el porvenir”, refiere AMLO en mensaje por Año Nuevo
El presidente López Obrador y su esposa, la escritora Beatriz Gutiérrez Müller.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, externó su deseo que para el año 2022 haya felicidad para todos los mexicanos.

Así lo dijo e su mensaje de Año Nuevo. Acompañado de su esposa, la escritora Beatriz Gutiérrez Müller, el mandatario federal afirmó que 2021 fue un buen año y está seguro que 2022, el año que viene, será mejor.

“Tengo mucha fe en el porvenir y le deseo a todos los mexicanos que nos vaya bien que haya mucha alegría, mucha felicidad”, refirió.

“En el 2022 deseamos a todas y todos salud y felicidad. Mantengamos inquebrantable la fe en el porvenir”, escribió al compartir el video en sus redes sociales.

En el video, él y Gutiérrez Müller se encuentran en un patio de Palacio Nacional, donde residen, ante el ahuehuete que se sembró el 31 de diciembre de 2020, el cual fue obsequiado por integrantes del movimiento de San Salvador Atenco, donde en 2006 se documentaron detenciones ilegales, abusos sexuales y otras violaciones graves a los derechos humanos a 11 mujeres.

Por su parte, Gutiérrez Müller consideró que 2022 tiene que ser un año “donde ir dejando atrás la pandemia” ya que, dijo, vienen cosas nuevas y “buenas cosas”.

“Somos una hojita cada uno que formamos parte de un conjunto armónico bellísimo que se llama vida. Les deseamos con mucho cariño feliz 2022, que esté con sus amigos, sus familia, los abracen, los besen lo disfruten y la pasen bien”, expresó la también consejera presidenta de la Coordinación de Memoria Histórica y Cultural de México.

Gutiérrez Müller destacó la importancia de establecer propósitos para este 2022. “Confiar en nuestra persona, en nuestra familia, en nuestra comunidad, en nuestra nación”, deseó.

El presidente quiso destacar que se refieren a la familia “en el sentido más amplio, (…) el que tiene que ver con la gente que uno quiere mas”.

Además, López Obrador presumió de que tiene una familia muy grande. “Quiero mucho a bastante gente y me siento querido. Soy afortunado”, confesó.

“Es muy importante el que nos abracemos todos y que dejemos a un lado los odios las malas acciones”, terminó el presidente.

Con información de López-Dóriga Digital