Foto de Quadratín.

Elementos de la Gendarmería asaltados no actuaron para no poner en riesgo a chofer

Se explicó en un comunicado que los elementos de la Gendarmería asaltados vestían ropa de civil y no portaban su armamento de cargo


Como le informamos en este espacio, el pasado 15 de mayo un autobús de renta trasladaba a la Ciudad de México a 29 integrantes de la División de Gendarmería de la Policía Federal (PF), quienes vestían ropa de civil y no portaban su armamento de cargo, para tomar su periodo de descanso tras prestar sus servicios durante 25 días continuos en el puerto de Acapulco, Guerrero.

De acuerdo con su testimonio, se añadió en un comunicado, alrededor de las 22:15 h, adelante de la caseta de Alpuyeca, en el municipio de Xochitepec, Morelos, el conductor del autobús detuvo su marcha para revisar una falla mecánica, momento en el cual sujetos armados abordaron el camión y amenazaron de muerte tanto al chofer como a los tripulantes, y los despojaron de sus pertenencias.

 

 

Ante esta circunstancia, los elementos de la PF tomaron la decisión de no poner en riesgo al civil y a sus propios compañeros, al incurrir en una actuación que pudiera haber derivado en lesiones o pérdidas humanas. Los agresores descendieron del autobús y huyeron del lugar.

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) manifiesto su compromiso, de que en este tipo de sucesos no habrá impunidad, por lo que se procederá jurídicamente y se actuará para ubicar a los responsables.

Con información de Quadratín.