Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

El estrés, AMLO y la pequeña burguesía

El estrés, AMLO y la pequeña burguesía

Espero que esta información le sirva al presidente López Obrador, porque ayer acaba de descubrir que el estrés no era una exquisitez de la pequeña burguesía, y no es así y reveló que nunca lo ha sufrido

Creen que vulnerabilidad y baja estima son sinónimos.

Florestán.

López Obrador atribuyó la renuncia de Víctor Toledo a la Semarnat  a razones de salud y no a aquella dura crítica a la falta de interés del gobierno de la 4-T a su proyecto ambientalista que, dijo, no estaba ni en la cabeza del presidente.

Oficialmente, nada de eso contó para su remoción que se presentó, reitero, como una renuncia por motivos de salud, básicamente, dijo ayer el presidente, por el estrés, a lo que agregó un descubrimiento que había hecho a raíz de esta dimisión: que el servicio público produce estrés. Antes yo pensaba (sic) que el estrés era una exquisitez de la pequeña burguesía, pero no, existe y no todos estamos hechos para recibir presiones, confesó.

Es decir, no solo atribuía esa enfermedad, porque es una enfermedad, a una exquisitez (sic) de la pequeña burguesía, sino que nunca la ha sufrido.

Y eso que de acuerdo a la OCDE, el 43 por ciento de los mexicanos padecen, padecemos, estrés laboral superando a China y a Estados Unidos.

Datos del IMSS documentan que el 75 por ciento de los mexicanos sufre fatiga por estrés laboral.

Un estudio del sector Salud del estado de México, en 2016, reitera que el 75 por ciento de los trabajadores tiene ese estrés laboral que causa 25 mil infartos anuales.

La OMS dice que la principal causa de baja laboral es el estrés, originado por el exceso o escasez de trabajo, horarios estrictos e inflexibles y la inseguridad laboral, que lleva a que 40 por ciento de los trabajadores, 18.4 millones, lo padezcan.

Espero que esta información le sirva al presidente López Obrador porque siendo una enfermedad que afecta a una tercera parte de los mexicanos, 40 millones, ayer dijo que siempre pensó que era una exquisitez de la pequeña burguesía, de los conservadores, pues,  y acaba de descubrir que no es así y reveló que nunca lo ha sufrido.

RETALES

  1. RELEVO.- María Luisa Albores dejó la secretaría de Bienestar y ahora sucede a Toledo en la Semarnat. Van tres. La primera fue Josefa González Blanco, quien renunció el 26 de junio de 2019. El subsecretario Javier May, amigo y operador de López Obrador, fue ascendido;
  2. VENCIDA.- René Juárez logró lo que se había propuesto: que ayer mismo se eligiera a la priísta Dulce María Sauri como presidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados con el voto en contra de más de la mitad de la bancada Morena y del PT. Fueron 313 votos a favor, 123 en contra. Mayoría calificada; y
  3. ALCANCÍA.- A los guardaditos que dijo Arturo Herrera que no habrá el año que viene porque se usaron para la pandemia, hay que apuntar que no, que les pegaron desde el año pasado, sin crisis sanitaria. Del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios, que recibieron en 2018 con 280 mil millones de pesos la sacaron 120 mil millones. Y este año va el all in.

 

Nos vemos mañana, pero en privado.

En Privadojoaquín lópez dóriga
Menú de accesibilidad