El decreto ante las crisis; más de lo mismo

Ya solo quiero exigir lo posible, aunque ya parezca imposible.
Florestán.

El presidente López Obrador dio a conocer su Plan para Atender la Crisis Sanitaria y Económica, cuya única novedad es la desaparición de diez subsecretarías en el correr de este año.

En resumen, su decreto blinda sus programas sociales y sus proyectos prioritarios y da trato excepcional a las secretarías de Salud, Defensa y Marina, así como a la Guardia Nacional.

El documento afirma, y así lo ratificó ayer en la mañanera, que se posponen acciones y gasto de gobierno con excepción de los siguientes 38 proyectos prioritarios: Desde la pensión de adultos mayores hasta los derechos humanos, pasando por los programas a personas con discapacidad, sembrando vida, madres trabajadores, cien universidades, jóvenes construyendo el futuro; becas, producción tandas y banco para el bienestar; precios de garantía, apoyo a fertilizantes y a pescadores; producción petrolera, rehabilitación de seis refinerías, construcción de Dos Bocas; mantenimiento de carreteras, caminos rurales y de mano de obra; el Sistema Aeroportuario de la Ciudad de México, aeropuerto Felipe Ángeles; terminación de los trenes maya, México-Toluca, Transistmico y de Guadalajara; parque ecológico Lago de Texcoco, programas de mejoramiento urbano y nacional de reconstrucción; Los Pinos y el Bosque de Chapultepec.

Es decir, no hay ni un elemento nuevo en este decreto para atender la crisis sanitaria y económica que no hubiera anunciado, incluido el no subir precios de los combustibles, ni crear ni aumentar impuestos ni la Ley de Austeridad Republicana.

Ante una situación de gravedad extraordinaria, agrupó en un decreto normas, ya ordinarias, de su plan de gobierno.

Y así no veo como vaya a dar la batalla a lo que es el peor momento del país, y del mundo en muchos años, cuando las más graves crisis sanitaria y económica, tambalean su cuarta transformación que, había dicho, le venía como anillo al dedo para su proyecto.

Así no alcanza.

RETALES

1. MAÑANA.- No será hoy, sino mañana, cuando los secretarios de Hacienda, Energía y el director de Pemex presenten el plan ante la crisis económica y petrolera. Se espera un gran rescate del empleo, vía apoyo a las empresas, para impedir la insolvencia, la bancarrota y el desempleo;

2. TÓMBOLA.- Ahí están los resultados de su tómbola: el diputado de Morena, Edelmiro Santiago inscribió una iniciativa para que el gobierno, a través del banco del Bienestar, maneje las Afores, Mario Delgado salió a decir que ese proyecto no tiene viabilidad alguna, pero por algo se empieza; y

3. ALMACENES.- Siguen fondeados frente puertos mexicanos los 57 tranqueros que le informé con cuatro millones 200 mil barriles de petróleo que Pemex no tiene dónde almacenar. El costo diario promedio por barco es de 20 mil dólares, que paga Pemex. Y están por llegar más.

Nos vemos mañana, pero en privado.