Noble, pero difícil, aumentar los servicios psiquiátricos ambulatorios: Dr. Enrique Camarena
Hospital. Foto de Bret Kavanaugh / Unsplash

El Dr. Enrique Camarena aseguró que no es nueva la idea de priorizar la atención ambulatoria de pacientes con trastornos mentales por sobre los hospitales psiquiátricos.

En entrevista con Joaquín López-Dóriga para Radio Fórmula el ex director general de Atención Psiquiátrica de la Secretaría de Salud apuntó que la nueva legislación presentada por el Gobierno Federal no prevé el cierre de los hospitales psiquiátricos sino que no se construyan nuevos.

El especialista describió como “noble” la postura de aumentar los servicios psiquiátricos ambulatorios, pero advirtió que sí deben haber lugares donde se puedan recluir y permanecer bajo vigilancia los pacientes que en algún momento tengan una conducta errática.

Sí está bien esta idea de que la comunidad participe, que de alguna forma hagamos educación, que rompamos el estigma del enfermo mental. Todo esto es válido para que demos acogida y una comprensión más clara de la enfermedad mental y no satanizarla”, opinó.

Reconoció también que la atención de pacientes psiquiátricos en sus casas podría ser difícil, toda vez que la familia necesitará recursos y capacidades técnico-médicas.

La familia no tiene capacidad para poder responder a  situaciones tan complejas como una conducta psicótica. Es complicado”, dijo.

El Dr. Camarena explicó que en ninguna parte del mundo se ha podido concebir el correcto funcionamiento de algún hospital psiquiátrico moderno porque hay pacientes que por sus características clínicas es imposible mantenerlos en un lugar porque podrían tener alguna conducta impredecible.

De esta forma el experto se pronuncia por modernizar el hospital psiquiátrico con médicos internistas, neurólogos, psiquiatras, entre otros, y el equipo necesario para atender a pacientes con enfermedades mentales, cuando así lo requieran.

Con información de López-Dóriga Digital