Denuncian maltrato policías de operativo papal del SSPDF

Denuncian maltrato policías de operativo papal del SSPDF

Denuncian policías maltratos de sus superiores que los tienen trabajando largas jornadas, sin higiene, y dejándolos dormir en donde puedan

Los policías de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) que participaron en el operativo permanente por la visita del papa Francisco en México, quienes iniciaron funciones desde el pasado 11, denuncian a la dependencia por maltratos.

Los policías denuncian que durmieron en cajeros automáticos, en entradas y pasillos del Metro, en camiones y en espacios donde pudieron encontrar para pasar la noche tras cada jornada.

Los policías que no pueden regresar a sus casas tienen que dormir en donde encuentren lugar. Foto de Twitter

Los elementos de la SSPDF señalaron a la agencia Quadratín, bajo la condición de anonimato por el miedo a ser reprendidos, que recibieron malos tratos por parte de sus superiores estos días, así como una extensión de sus jornadas de trabajo y el impedimento de no consumir alimentos por al menos 12 horas.

Reportan que previo a la llegada del pontífice a la Ciudad de México, la SSPDF señaló que los horarios de trabajo de los uniformados se ampliarían, ya que el operativo necesitaba el mayor número de elementos para cubrir las expectativas de seguridad. Derivado del anuncio, la jornada laboral de los policías se extendió a 24 horas de trabajo efectivo por 24 de descanso, cuando antes se cumplían 12 horas.

Sin embargo, algunos elementos indicaron que para el día de descanso, muchos de los policías no alcanzan a llegar a sus domicilios, por lo que la opción para dormir han sido los cajeros automáticos, pasillos y escaleras de las estaciones del Metro, y algunos logran pasar la noche en los camiones donde fueron trasladados.

Escaleras y pasillos del Metro han sido los lugares donde han podido pasar la noche los elementos. Foto de Twitter.

Otros, con mayor fortuna, han optado por rentar habitaciones de hotel compartidas, es decir, que al menos siete u ocho uniformados juntan dinero para pagar estos cuartos y evitar el intenso frío de las madrugadas o que la fauna nociva se les suban.

“Nos avisaron que los días pendientes, permisos y vacaciones quedaban suspendidos, porque se necesitaba personal para este operativo, pero nunca pensamos que fuera a ser tan cansado y poco humano”, relató un oficial que tiene a su cargo las vallas a las afueras de la Nunciatura Apostólica.

Quadratín México señaló que hizo constatación de lo dicho por los efectivos de seguridad en el recorrido del papa por el Ángel de la Independencia, tras su visita a Ecatepec, Estado de México. A los uniformados no se les permite comer o beber agua en horas de trabajo, hecho que ha generado un descontento general. El medio pudo notar cómo un jefe de sección regañó y le quitó a un uniformado una lata de jugo que le había obsequiado personal de la Secretaría de Desarrollo Social del Distrito Federal.

 

Envían carta a Almeida

Hiram Almeida (centro), hablando el 9 de febrero anunciando el Operativo papal. Foto de SSP CDMX.

Los elementos que hablaron al medio Quadratín señalaron que enviaron una carta al titular de la SSPDF, Hiram Almeida.

“Hemos enviado una carta al secretario Hiram Almeida, para que conozca los abusos del segundo Inspector Ricardo Romero Espino, encargado de la Dirección del Sector Alameda, quien ha dado la orden de que los compañeros inicien su jornada a las 6:00 h, sin descanso, sin alimentos, sin agua y sin asearse”, relatan.

“Este señor (Romero Espino) nos asegura que, por orden superior del Director General de Zona centro, el segundo inspector Miguel Basurto, con indicativo Cuauhtémoc, los elementos permanecerán en activo hasta el siguiente día, sin asearse y sin descanso hasta nuevo aviso”, se lee en una carta firmada por algunos policías y que han entregado la noche de este lunes por la noche al titular de la secretaría de Seguridad Pública capitalina.

Foto de Twitter.

Otro elemento, quien señala fue colocado en una de las vallas del pasado domingo en la ruta de la Nunciatura hacia el Campo Marte, aseguró que está acuartelado desde el jueves 11 de febrero por la noche. “Dormimos unas horas, donde se puede, y luego temprano tenemos que estar listos para los recorridos”, confesó.

Otro policía aseguró que se hace una cooperación entre siete u ocho compañeros más para rentar una habitación de hotel, aunque a algunos de los mandos o jefes no están muy de acuerdo en esta iniciativa. El monto recaudado ronda los 100 y los 150 pesos para que puedan pasar la noche y evitar las inclemencias del tiempo y los insectos.

“Nos organizamos para pagar el hotel; se oye feo, pero es la verdad, porque cuando el mando nos deja ir a dormir unas horas en lugar de quedarnos en la calle, rentamos un cuarto. Es mejor que estar a la intemperie, en la calle hasta se te suben las cucarachas”, comentó.

Los mandos medios no pasan las mismas peripecias, ya que al terminar su jornada pueden retirarse a sus casas para descansar y se presentan al siguiente día, pero sin una hora fija o simplemente supervisan dos o tres horas y se retiran, fue otra de las quejas.

 

Con información de Quadratín

 

ciudad de méxicopapa franciscosspdf
Menú de accesibilidad