Defensa de César Duarte acusa a Nieto de violar su presunción de inocencia
César Duarte. Foto de Tiempo

La defensa de César Duarte, exgobernador de Chihuahua, acusó a Santiago Nieto Castillo, extitular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), de haber violentado su derecho de presunción de inocencia tras atribuirle la responsabilidad de una conducta delictiva.

Foto de Internet

De acuerdo con un documento en poder de Milenio, que distribuyó la abogada Alma Pellón, el extitular de la Fepade señaló como culpables a Duarte y a personas relacionadas con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), por lo que interfirió en la autonomía e independencia de autoridades judiciales, quienes libraron la orden de aprehensión contra el exmandatario.

El documento está firmado por el abogado Ricardo Sánchez Reyes Retana y señala que Nieto Castillo, a través de conferencias de prensa, comunicados, entrevistas y redes sociales violentó el derecho de presunción de inocencia del exgobernador de Chihuahua y diversos miembros del PRI, publicando lo siguiente:

“1) El día 15 de junio del año 2017: que investiga la responsabilidad de César Duarte; 2) El día 20 de junio del 2017: que solicitó a un juez federal una orden de aprehensión contra Duarte, por el delito de peculado electoral, por el desvío de más de 79 millones de pesos presuntamente retenidos a servidores públicos para transferirlos al partido PRI; 3) El día 23 de junio de 2017: que dicho día se celebró la audiencia inicial contra César Duarte, y que no asistió; que el juez le solicitó ampliar información para librar orden de aprehensión en su contra”, entre otros.

Agregó que el pasado 30 de junio informó que se libró una orden de aprehensión en contra de Duarte y que el 5 de julio se pidió ficha roja a la Interpol.

Foto de internet

“Dando como consecuencia el reconocimiento de que si bien Santiago Nieto Castillo es titular del derecho de libertad de expresión contemplado en el artículo 6 de la Carta Magna, también lo es que en su carácter de servidor público tiene el deber básico de (i) no violar los derechos de las demás personas al ejercer dicha libertad fundamental, tomar decisiones como servidor público, apegando su conducta a lo que marca la ley y los valores institucionales, enmarcados en el Código de Ética de los Servidores Públicos de la Administración Pública Federal y actuar conforme a criterios de justicia y equidad, sin distinción por motivos personales”, explica el documento.

De este modo, Nieto violó los principios de imparcialidad, igualdad y respeto como servidor público, pues no dio a César Duarte un trato igualitario a todas las personas, lo que “repercutió en los actos de investigación, obstaculizando la investigación, y entorpeciendo la labor del Ministerio Público en la prevención y persecución del delito, violando la intimidad de las personas involucradas en las investigaciones a su mando en razón del principio de presunción de inocencia, pasando por alto su deber de confidencialidad”.

Con información de Milenio