Expertos ven positiva visita a México de Comité de desaparición de la ONU
Desaparición forzada es un flagelo grave en América, asegura AI. Foto de EFE

El Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU (CED) visita por primera vez México, desde este lunes hasta el 26 de noviembre, para reunirse con autoridades, activistas y familiares de víctimas de desaparecidos, un tragedia que acumula más de 94 mil casos sin resolver.

“La situación sobre las desapariciones forzadas en México es gravísima”, reconoció en entrevista con Efe, Santiago Corcuera Cabezut, quien fue integrante del Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU (2013-2017) y su presidente en 2016.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) confirmó que una delegación del CED visitará 12 de los 32 estados de México para reunirse con autoridades e identificar medios para afrontar las desapariciones forzadas.

La visita es la primera después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió en agosto de 2020 reconocer la competencia de este comité, que había solicitado ingresar al país desde 2013.

Corcuera Cabezut, también académico del Departamento de Derecho de la Universidad Iberoamericana, señaló que la visita del CED es muy importante no solo por la crisis de desapariciones que vive México, sino también porque era algo que el comité había pedido desde 2013.

“Y el gobierno de (Felipe) Calderón (2006-2012) y luego el de (Enrique) Peña Nieto (2012-2018) le dieron largas y largas al comité y nunca le confirmaron la visita y fue hasta esta administración que finalmente se confirma”, puntualizó.

La ONU ha reconocido su “especial satisfacción” por la disposición de México de recibir la visita.

Una situación grave

México afronta una crisis con 94 mil 352 personas desaparecidas y no localizadas, según reconoce la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Es por ello que María Luisa Aguilar, colaboradora del Centro Pro Derechos Humanos (Prodh), considera que la visita “es muy importante porque el Comité viene a México a revisar la situación del país en término del cumplimiento de sus obligaciones sobre las desapariciones forzadas”.

En ese sentido, Corcuera Cabezut manifestó que la experiencia de los expertos integrantes del comité podrá dar lugar a observaciones, evaluaciones y recomendaciones que pueda hacer el comité a México respecto de la situación que tiene en relación con las desapariciones forzadas.

“Para tratar de que ya no haya más desapariciones en México, para solventar la cuestión de la impunidad, para resolver la cuestión de las investigaciones y de la búsqueda y del hallazgo de las personas desaparecidas, por eso es importantísimo”, puntualizó.

Entre los planes de los integrantes del Comité están reunirse con víctimas representantes de la sociedad civil, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), organizaciones internacionales, entre otros.

Asimismo, asistirán a exhumaciones realizadas por las autoridades y grupos de víctimas.

De igual forma, la delegación visitará cárceles y centros de detención para examinar los sistemas de registro como medio para prevenir las desapariciones forzadas.

“El Comité podrá escuchar a las familias directamente sobre cuáles son los graves obstáculos que tienen para acceder a la justicia y a la verdad. Eso es, en sí mismo, significativo porque usualmente los órganos son muy alejados y ahora vienen a escuchar a las víctimas”, indicó Aguilar.

Superar retos

Para Corcuera Cabezut la visita que comienza este lunes podrá contribuir a que el país enfrente y supere los retos frente a la desaparición forzada.

“Estoy seguro de que las observaciones y recomendaciones que haga el comité van a ser integrales, abarcarán cuestiones relacionadas con la prevención, cuestiones relacionadas con la búsqueda y con la justicia”, admitió.

Indicó que pese a que desde el 2013 la crisis de desapariciones forzadas en México era “muy aguda”, es bueno que la visita llegue porque “es preferible que vengan ahora a que no vengan nunca”.

“Que el comité pueda hacer las observaciones que considere pertinentes en razón de la situación actual”, dijo.

Ambos expertos coincidieron en que la visita del CED a México muestra la apertura que ha tenido el gobierno, primero para reconocer la situación y, además, para que las familias víctimas encuentren soluciones.

“Es una forma de acercar esta evaluación internacional, para escuchar directamente a las víctimas, saber cuál es la situación y poderla cambiar. Además de reconocer que muchas veces ellos son quienes tienen las respuestas y con su experiencia pueden nutrir las recomendaciones del Comité”, dijo Aguilar.

Finalmente, Corcuera Cabezut, señaló la importancia de que la sociedad se involucre en la problemática y apoye a las familias de víctimas de esta situación.

“La sociedad mexicana es muy vibrante y tenemos un gran número de organismos, organizaciones no gubernamentales y de colectivas y colectivos de familiares de víctimas de desapariciones forzadas a las que hay que apoyar definitivamente”, finalizó.

Con información de EFE