Cofepris denuncia ocho distribuidores de medicamentos que incumplen con regulación sanitaria
Medicamentos. Foto de EFE

La autoridad de inspección sanitaria mexicana informó que detectó a ocho nuevos distribuidores de medicamentos que incumplen la regulación sanitaria del país.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) indicó que diversas faltas “impiden verificar que los distribuidores garanticen seguridad, calidad y eficacia de los medicamentos”.

Dicha alerta de la Cofepris se da con motivo de la segunda actualización a la lista de distribuidores irregulares de medicamentos.

La agencia de inspección mexicana subrayó que esto es “resultado de la sólida vigilancia sanitaria a establecimientos dedicados a comercialización, recepción y distribución de medicamentos en el país”.

En la lista se incluyeron a los distribuidores: Mundo de Vacunas; Proveedora de Medicamentos del Centro; Proveedora y Distribuidora de Medicamentos Gaat, (Farmacia Gaat); Access Pharma; Suministros Biomédicos GDL; RRA and BE Logística de México; OTC Medicamentos Rolando Lugo; y Farmacia Bacort.

Entre las irregularidades, la Cofepris enlistó: no contar con aviso de funcionamiento y que las actividades del domicilio no corresponden con el giro señalado.

Lo anterior, señaló la autoridad, “fue un obstáculo para que esta autoridad sanitaria supervisara las condiciones sanitarias de los establecimientos”.

De esta lista se eliminaron dos distribuidores antes incluidos debido a que “se han regularizado y cumplen lo requerido por la Alta Directiva Sanitaria, que establece los controles que rigen la operación de las empresas dedicadas a distribución y comercialización de insumos para la salud”.

En este sentido, la autoridad mexicana pidió a pacientes y a la población en general a “consultar la plataforma de distribuidores para asegurarse de que su proveedor no esté en el listado”.

“Los productos distribuidos por empresas incumplidas representan posibles riesgos a la salud”, insistió.

Además, según la Cofepris, el consumo de medicamentos ilegales podría significar la ausencia de efecto terapéutico por no contener la sustancia activa.

Así como el desarrollo de enfermedades como consecuencia del suministro de sustancias no estériles o tóxicas; y agravamiento de la enfermedad por la suspensión de tratamiento efectivo.

Con información de EFE