Ciudad Universitaria cumple 12 años como Patrimonio Mundial
Explanada de CU con vista hacia la Biblioteca Central. Foto Gullermo Tirado / Google Maps

La belleza arquitectónica de Ciudad Universitaria la hizo entrar a la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco el 28 de junio de 2007, por lo que la próxima semana cumple 12 años de su entrada en dicha categoría.

Al nombrarla patrimonio mundial, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura aseguró que CU integra el urbanismo, la arquitectura, la ingeniería, el paisajismo y las bellas artes con valores sociales y culturales de trascendencia universal.

Vista Aérea de Ciudad Universitaria. Foto de UNAM
Vista Aérea de Ciudad Universitaria. Foto de UNAM

La UNAM es una de las cinco universidades reconocidas como tal en América Latina, al cumplir tres criterios, entre los que destaca el representar una obra maestra del genio creativo humano.

Al respecto, el director de la Facultad de Arquitectura, Marcos Mazari Hiriart, señala que Ciudad Universitaria documenta un país que es producto de su historia con un futuro promisorio basado en la educación y la formación integral de los estudiantes.

Por su parte, el exdirector de Arquitectura, Felipe Leal Fernández, destacó que la sede de la máxima casa de estudios es excepcional por lograr amalgamar la tradición con la vanguardia del momento, lo local con lo universal. “El paisaje es determinante en su estructuración: la armónica disposición de sus edificios hace que se aprecie como un todo y no como la suma de elementos aislados”, dijo.

El primer paso para que CU fuera declarada Patrimonio Mundial de la Unesco fue obtener su decreto presidencial como Monumento Artístico de la Nación, lo cual se consiguió el 18 de julio de 2005.

A la par se llevó a cabo un plan integral para atender rezagos y problemas, que dio como resultado el programa Pumabús y el sistema Bicipuma para mejorar la circulación vial. También se iluminaron los murales.

Una vez distinguida por la Unesco, se emprendieron acciones de mantenimiento, cuidado y renovación constantes, pues se tiene el compromiso de mantener las instalaciones de la UNAM como referente arquitectónico.

Para ello, en abril de 2016 se creó el Comité de Análisis para las Intervenciones Urbanas, Arquitectónicas y de las Ingenierías.

Para el director de la Facultad de Arquitectura, cada aniversario de la declaratoria es una oportunidad para recordar la importancia de CU, como campus universitario y como ‘cara’ de México ante el mundo. Es fundamental que revaloremos la conservación del patrimonio del que somos parte; “es algo que nos corresponde a todos, como universitarios y mexicanos”.

Con información de López-Dóriga digital