Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Captura y liberación de Cienfuegos

Captura y liberación de Cienfuegos

Mandos militares calificaron la detención del general Cienfuegos como una ofensa al Ejército mexicano. Ahora la Justicia estadounidense pidió desestimar los cargos para que sea procesado en México

Es una mesa de juego donde todos pierden. Florestán

La detención del general Salvador Cienfuegos en Los Ángeles, el jueves 15 de octubre, fue una ofensa al Ejército mexicano. Así lo leyeron mandos militares altos y medios.

La orden de aprehensión estaba lista desde agosto de 2019 y el Departamento de Justicia la guardó hasta que se encontrara en su territorio para capturarlo, en lugar de pedir al Gobierno de México su detención con fines de extradición.

Al lunes siguiente, el Presidente, a pesar de que había dicho que era necesario conocer las pruebas, anunció: Quiero decir que como en el caso de García Luna, todos los que resulten involucrados en este otro asunto del general Cienfuegos que estén en el gobierno o en la Secretaría de la Defensa Nacional van a ser suspendidos, retirados y, si es el caso, puestos a disposición de las autoridades competentes. No vamos nosotros a encubrir a nadie. Ya pasó ese tiempo.

El martes le puso ungüento a sus palabras: Vuelvo a decir que, aun en el supuesto de que resultara responsable el general Cienfuegos, no debe culparse a todas las Fuerzas Armadas, no se puede desacreditar a la Secretaría de la Defensa Nacional.

Ya era otro el tono. No era lo mismo descalificar a un ingeniero como García Luna que a un general de cuatro estrellas, extitular de la Sedena, sin tocar el espíritu de cuerpo militar, como lo tocó.

Y anoche se conoció que, por gestión del fiscal Alejandro Gertz Manero, el departamento de Justicia de Estados Unidos solicitó a la jueza que lleva el caso en una corte federal de Brooklyn que desestime los cargos contra Cienfuegos para ser juzgado en México, bajo las leyes mexicanas, con base en una carpeta de investigación que abrió la FGR reforzada por la evidencia que le mandó William Barr.

El por qué de toda esta operación lo encuadró anoche Marcelo Ebrard cuando habló del respeto a las fuerzas armadas y el futuro de la cooperación en asuntos de seguridad.

RETALES

  1. EXPLÍQUEME. Jorge Alcocer afirmó ayer que la pandemia de COVID-19 está controlada. Y no lo entiendo, cuando aumentan casos y muertos y no hay vacuna. No sé cómo un secretario de Salud puede declarar controlada la pandemia en estas condiciones. Y menos que les siga viniendo como anillo al dedo;
  2. OTRA. La directora de Conagua, Blanca Jiménez, se la llevó cuando dijo a los damnificados de Tabasco: Aquí les tocó vivir, y eso es mentira. No les tocó vivir bajo el agua por una primera decisión errónea de desfogue, como ha reconocido el Presidente, y sin que haya investigación ni sanción por ese fallo y saber quién y por qué decidió inundar a los pobres; y
  3. QUITARISAS. Adán López, gobernador de Tabasco, asistió ayer a la segunda reunión en Palacio sobre la crisis de Tabasco y al salir reiteró que están en pie la denuncia penal y la demanda civil contra la CFE.

Nos vemos mañana, pero en privado

#justiciaejércitomexicoSalvador Cienfuegossalvador cienfuegos sedenaSedena
Menú de accesibilidad