Avión presidencial parte rumbo a Tokio; traslada equipo de atletas para Juegos Olímpicos
Avión presidencial. Foto de EFE

El avión presidencial TP01 ‘José María Morelos y Pavón‘ partió del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, con rumbo a Tokio con equipo deportivo que utilizarán atletas mexicanos en los próximos Juegos Olímpicos.

El Gobierno Federal confirmó que a bordo de la aeronave no viajará ningún deportista, ya que se optó por aerolíneas comerciales.

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González, confirmó que la aeronave solo traslada el material deportivo y médico que utilizará la delegación mexicana.

“Este material que van a utilizar los deportistas para sus competencias, la parte médica, todo el equipo que requiere de apoyo tras la delegación mexicana que representará a México en las Olimpiadas de Tokio”, señaló el funcionario.

La aeronave realizará una escala en Anchorage, Alaska, donde permanecerá durante la noche para continuar al día siguiente hasta el destino final.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que ofreció el avión presidencial TP-01 ‘José María Morelos y Pavón’ a directivos de la empresa Delta.

Esta mañana en Palacio Nacional, López Obrador detalló una reunión con altos ejecutivos de Delta y Aeroméxico, donde aprovechó para ofrecerles la aeronave.

El mandatario mexicano volvió a reconocer la dificultad para vender el avión presidencial, en donde recalcó que se está ahorrando más dándole mantenimiento que usándolo en viajes al extranjero.

“El avión es muy lujoso, muy extravagante, lo hicieron a la medida, no es un avión hecho en serie. Cuesta trabajo venderlo, no está costando trabajo venderlo”, explicó.

López Obrador explicó que gasta, incluyendo a los integrantes de su Ayudantía, aproximadamente 500 mil pesos al mes en sus viajes por todo el país contrario a lo que se gastó en el último viaje del expresidente Enrique Peña Nieto al extranjero EN el TP-01.

“Ese avión solo en el último viaje que hizo el presidente Peña Nieto se gastaron siete millones solo por el servicio de internet, que es lo que yo me puedo gastar todo el año de boletos de avión y voy bien, sin problema”, adujo.

“Que la gente sepa que lo tenemos bien mantenido y conservado, estamos esperando cómo lo vendemos sin malbaratarlo, de acuerdo al avalúo y se sigue ofreciendo, no descartamos que se pueda vender”, puntualizó.

Con información de López-Dóriga Digital