Ante “volatilidad política”, crean plan alternativo para el NAIM

Foto de Internet
Foto de Internet

El plan incluye el funcionamiento de una red de aeropuertos en la zona metropolitana del Valle de México, con el objetivo de atender de manera emergente la creciente demanda de pasajeros

El Grupo Aeroportuario admitió este miércoles que tiene un plan alternativo para hacer frente a imprevistos que puedan influir en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, entre ellas la “volatilidad política”.

El plan incluye el funcionamiento de una red de aeropuertos en la zona metropolitana del Valle de México, con el objetivo de atender de manera emergente la creciente demanda de pasajeros, en caso de que haya retraso en el inicio de operaciones del NAIM.

Entre los factores que pueden afectar el desarrollo del aeropuerto en tiempo y forma se encuentran la suficiencia de recursos para financiar el desarrollo en su totalidad y asegurar su conclusión, además de “la disponibilidad de recursos presupuestales, que pueden ser afectados por condiciones macroeconómicas o volatilidad política”, señala un informe enviado a la Comisión Permanente.

Según el documento, con frecuencia se revisan y actualizan los planes maestros, con un avance global de 27.33 por ciento al 31 de marzo.

La dependencia explicó que los imprevistos son inevitables en cualquier proyecto de infraestructura, ya sea en México o en todo el mundo.

“Como sucede en cualquier obra de infraestructura de esta magnitud se debe contar con un plan correctivo para tomar las medidas necesarias y retomar la ruta establecida. En el Grupo Aeroportuario Cuidad de México (GACM) así se entiende y por ello se revisan y actualizan periódicamente”, señala el comunicado.

Foto de Internet

 

Aseguró que la edificación del NAIM se lleva a cabo sin presionar las finanzas públicas, sin representar deuda pública y sin tener al Gobierno Federal como garantía.

Respecto a etapas previas, la construcción del aeropuerto revela un comportamiento acelerado; por ejemplo, las pistas dos y tres tienen 21 y 30 por ciento de avance respectivamente, además de que las losas de cimentación del edificio terminal que concluirán el tercer trimestre del año, de acuerdo con lo previsto.

En respuesta a una petición de información por parte del Senado,  la obra está respaldada con un fondo de casi 10 mil millones de dólares, de los que 6 mil millones están en bonos verdes; mil 600 millones en la emisión de Fibra E, “lo que permite asegurar recursos hasta mediados de 2019”.

Foto de Archivo

Sumado a lo anterior, el proyecto cuenta con mil 250 millones de dólares en el presupuesto y mil millones de dólares de capacidad adicional de crédito.

Hasta el momento, se han entregado 416 contratos por 137 mil 873 millones de pesos.

Con información de Milenio


NAIMNuevo Aeropuerto Internacional de Méxicosct