Reconoce AMLO que últimos tramos del Tren Maya están en riesgo de no construirse
Obras de construcción del Tren Maya. Foto de @TrenMayaMX

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, reconoció que los dos últimos del Tren Maya estarían en riesgo, debido a la inconformidad de ejidatarios.

En la conferencia matutina de Palacio Nacional, López Obrador detalló que los tramos que falta por liberar es del que va de Tulum a Escárcega, del cual están encargados de construir los ingenieros militares.

“El fin de semana me tocó supervisar el Tren Maya, y ya liberamos como mil kilómetros, lo que se conoce como derecho de vía, esto lo saben bien los ingenieros, y nos faltan dos tramos para liberar, lo que corresponde construir a ingenieros militares, exactamente de Tulum a Escárcega, ya tenemos liberado Palenque, Escárcega, Campeche, Mérida, Cancún, Tulum”, explicó.

“Ya resolvimos el tramo más difícil donde nos querían ponchar, que era el tramo Cancún Tulum, porque ahí hay muchos billullos de por medio, pero no pudieron”, refirió.

Nos toca liberar el tramo de Tulum a Escárcega, que es el tramo para llegar a Felipe Carrillo Puerto, Bacalar, Chetumal, todo lo que es el sur d Quintana Roo, que se quedó en el abandono (…) Nos importa mucho el sur de Quintana Roo, y es llegar a Calakmul, Xpujil”, puntualizó.

El mandatario mexicano detalló la inconformidad que se tienen con ejidatarios, quienes buscan indemnizaciones y han dilatado la obra prioritaria del Gobierno Federal.

“Resulta que en el tramo de Xpujil a Chetumal, hay cinco ejidos, que los dirigentes, aclaro, no los campesinos, los comisariados, pero los dirigentes dicen aquí no pasan si no nos pagan la indemnización de cuando se hizo la carretera de Escárcega a Chetumal. Ah, con abogados, desde luego, con todo respeto ya les mandé decir allá que de qué querían su nieve, aquí es querer hacer su agosto”, indicó.

“Y no han querido convocar a asamblea, porque yo estoy seguro que si se convoca a asamblea, la gente, los ejidatarios van a decir sí queremos el Tren Maya, pero esto es un asunto de dirigentes charros que están queriendo sacar provecho”, puntualizó.

“Ya pedí a quienes están viendo esto que vayan allá y que en asamblea con la gente se exponga esto, de los 500 kilómetros que nos faltan, y aquí no está Claudio X. González, es otra cosa. He dado instrucciones para que hablen con la gente, se hagan las asambleas y hagan el compromiso que donde vaya el tramo del tren se pague”, agregó.

El jefe del Ejecutivo federal mexicano afirmó que usarán el derecho de vía, pero que si hay bloqueos por parte de los inconformes, no habrá Tren Maya en sus últimos tramos.

“Si no se acepta, pues nos vamos por el derecho de vía, ahí hay 40 metros y ya de Chetumal a Escárcega es una sola vía, es Chetumal a Cancún, y de Cancún a Mérida, son dos vías, se requiere más terreno”, adujo.

Pero acá es una sola vía y sí podemos acomodar el Tren en los 40 metros, la carretera, el Tren, y si aún así hay bloqueos y no nos dejan, se queda el Tren hasta Xpujil y no hay tren de Xpujil a Chetumal. Nada más que se va a saber quiénes fueron los responsables de detener esta obra”, enfatizó.

El Tren Maya tiene una inversión de alrededor de 200 mil millones de pesos, el cual plantea construir más de mil 500 kilómetros de vía férrea en cinco estados del sureste: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

La obra no ha estado exenta de polémica y ha sido criticada por algunas organizaciones y colectivos indígenas de la zona debido a su impacto ambiental en la región.

Con información de López-Dóriga Digital