AMLO envía condolencias por muerte de coronel en Michoacán
Coronel Héctor Miguel Vargas Carrillo. Foto de Especial

El presidente Andrés Manuel López Obrador envió las condolencias a familiares y amigos del coronel del Ejército mexicano que murió durante una embocada en el estado de Michoacán.

Al inicio e la conferencia matutina de Palacio Nacional, López Obrador detalló que el coronel de infantería Héctor Miguel Vargas Carrillo murió en cumplimiento de su deber.

“Quiero expresar mis condolencias a lo familiares de los oficiales del Ejército, de las Fuerzas Armadas, que perdieron al vida en una emboscada en Michoacán. Al coronel de infantería, Héctor Miguel Vargas Carrillo, que murió en el cumplimiento de su deber”, detalló.

El mandatario mexicano confirmó que el capitán segundo de infantería Rigoberto Hernández Mora se encuentra herido, y siendo atendido en el Hospital Central Militar.

A sus familiares, a sus amigos, a sus compañeros militares nuestro pesar”, agregó el presidente mexicano.

Un grupo de sicarios asesinó el pasado en una emboscada al coronel Vargas Carrillo, en una zona rural del municipio de Coalcomán, en Michoacán.

El coronel Héctor Miguel Vargas era comandante del 65 Batallón de Infantería con sede en Coalcomán, un municipio colindante con el estado de Colima, donde operan sicarios de las organizaciones del narcotráfico Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Cártel de Tepalcatepec y Cárteles Unidos.

Una fuente de la 43 Zona Militar, con sede en el municipio de Apátzingán, en Michoacán, a la que pertenece el 65 Batallón de Infantería, confirmó a EFE que el mando militar fue víctima de una emboscada la noche del viernes, en el poblado de Maguey Verde.

El coronel del Ejército mexicano realizaba un operativo de reconocimiento con sus escoltas cuando fue emboscado por sicarios que utilizaron camiones con blindaje artesanal, conocidos como “monstruos”, que cuentan con gruesas capas de acero en su estructura.

El militar y sus escoltas repelieron la agresión, descendiendo de los vehículos militares para salir del blanco de fuego de los sicarios, quienes condujeron los “monstruos” (número aún no precisado) contra los soldados.

El coronel Vargas, de 49 años, fue atropellado por uno de los camiones, provocándole graves lesiones.

Tras el choque armado, los sicarios huyeron, mientras escoltas del mando militar le brindaron los primeros auxilios a la espera de que un helicóptero lo trasladase al Hospital de la 43 Zona Militar, donde murió.

Con información de López-Dóriga Digital