No he ido a Aguililla para no hacerle el ‘caldo gordo’ a prensa y adversarios: AMLO

No he ido a Aguililla para no hacerle el ‘caldo gordo’ a prensa y adversarios: AMLO - Trailer quemado Aguililla Michoacan
Foto de López-Dóriga Digital

"Voy a ver cuándo puedo ir", dijo el presidente López Obrador tras no descartar visitar Aguililla, zona azotada por el crimen organizado

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que aún no visita Aguililla, zona de Michoacán azotada por la violencia del crimen organizado, para “no hacerle el caldo gordo” a la prensa amarillista.

Cuestionado sobre la situación que se vive en el referido municipio, el presidente López Obrador apuntó que pronto visitará dicha región de Michoacán y que su Gobierno está realizando acciones para garantizar la paz y la tranquilidad en la región.

Voy a ver cuándo puedo ir, no voy porque no quiero hacerle el caldo gordo a la prensa amarillista y a nuestros adversarios”, refirió.

 

“Estamos actuando, pero no me estoy chupando el dedo, por algo soy el residente de más edad en la historia de México, hasta lo dicen mis adversarios”, declaró.

Aguililla sufre una grave ola de violencia protagonizada por las organizaciones criminales del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y de La Nueva Familia Michoacana, este último apoyado por sus brazos armados, denominados Los Viagras y Los Blancos de Troya.

 

Pide ‘abrazos, no balazos’ a la población de Aguililla

El jefe del Ejecutivo federal pidió a los habitantes de Aguililla no caer en la manipulación de grupos criminales,  luego de la agresión a elementos del Ejército el fin de semana pasado.

“Haciendo un llamado a la población de Aguililla (…) a que se ayude a conseguir la paz, que no se tome el camino de la violencia, de la confrontación, que hagamos a un lado el odio, el rencor, que llevemos a la práctica el principio del amor al prójimo, que no nos hagamos daño, no a la violencia, sí a la paz, al diálogo”, recalcó.

 

“Que no se dejen manipular por grupos delictivos que tienen otros propósitos, que aunque aparentan ser muy buenos y les reparten despensas o les ayudan, solo los están utilizando, y que nosotros estamos en la mejor disposición de ayudarlos”, dijo.

No estoy de acuerdo con la vía violenta, soy pacifista, aunque se burlen porque tengo una razón de fondo, voy a seguir diciendo abrazos, no balazos, la paz es fruto de la justicia, no se puede enfrentar la violencia con la violencia, el mal con el mal, el fuego con el fuego”, destacó.

López Obrador aseguró que sus adversarios están muy interesados en que su Gobierno caga en la provocación de la violencia y las masacres, por lo que, señaló, hoy ya no es lo mismo que ocurría en gobiernos anteriores.

Están muy interesados nuestros adversarios en la provocación, de la violencia, porque quisieran mancharnos, quisieran poder decir ‘es lo mismo que antes’, no. No soy (Enrique) Peña, no soy Felipe Calderón, no soy partidario del ‘mátalos en caliente’, no soy partidario de masacres, no soy partidario de torturas, no soy partidario de la asociación delictuosa que se daba entre delincuencia y autoridades”, refirió.

 

“Vivimos asediados, porque es una temporada de canallas, temporada de zopilotes de quienes quisieran que fracasáramos, pero no. Tenemos ideales y principios, vamos a seguir adelante. Vamos a cuidar no caer en ninguna provocación”, agregó.

El mandatario mexicano aseveró que ya existe una mesa de diálogo co pobladores de Aguililla, y prometió que no se dejará a la población en el desamparo frente a los grupos criminales.

“Ya se abrió una mesa de diálogo, pero con mucha claridad les digo: no puede dejarse sin protección a la población, tiene que segur el Ejército y la Guardia Nacional, porque si no se convierte en terreno de nadie de quien se impone con la violencia y somete, y eso no se va a permitir. El Estado tiene como función básica garantizar la paz y la tranquilidad”, puntualizó.

Con información de López-Dóriga Digital

aguilillaamloandrés manuel lópez obradorcrimen organizadoMichoacánnarcotráfico
Menú de accesibilidad