Adiós al viejo sistema de partidos

Adiós al viejo sistema de partidos

Se acabó el sistema de los llamados tres grandes partidos. El 1 de julio dejaron de serlo desplazados por 30 millones de votos para López Obrador


No puedes pedir cosas extraordinarias a gente ordinaria.

Florestán.

Uno de los efectos del arrollador triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador es el fin del sistema de partidos vigente desde el siglo pasado cuando se pasó del hegemónico PRI, a un incipiente bipartidismo, PRI-PAN, a un nuevo equilibrio con la irrupción institucionalizada de la izquierda, PRD.

Y así la llevamos los últimos 25 años. PRI-PAN-PRD, lapso en el que se dio la primera alternancia presidencial. PRI-PAN en 2000, para luego regresar PAN-PRI, en 2012 y ahora la tercera, seis años después, con López Obrador que hizo de Morena, un poderoso movimiento en el poder.

Este resultado acabó con el sistema de los llamados tres grandes partidos, que el uno de julio dejaron de serlo desplazados por treinta millones de votos para López Obrador y su partido, Morena, el mayor número jamás alcanzado por un presidente de México, que representa el 53 por ciento del electorado.

Así, el PAN quedó como una lejana segunda fuerza en la elección presidencial, que con su candidato Ricardo Anaya alcanzó nueve millones, 996 mil 514 votos, 17.65 por ciento, más un millón 602 mil 715, 2.83 por ciento del PRD y un millón 10 mil 89 de MC, que le dio un total de doce millones, 610 mil 120 votos, el 22.26 por ciento.

Y el PRI con José Antonio Meade, tuvo siete millones 677 mil 180 votos, 13.56 por ciento, el Verde le dio un millón 51 mil 480, 1.85 por ciento, y Nueva Alianza 561 mil 193, .99 por ciento, con los sumó nueve millones 295 mil 853 votos, el 16.4 por ciento.

Esto fue suficiente para acabar con el viejo sistema de partidos: Un PAN disminuido como nunca, roto y enfrentado; un PRI empequeñecido pero que se sabe reagrupar y un PRD a nivel de la chiquillería, producto de su cinco por ciento de votación, apenas arriba del Verde, y dos franquicias que se van por aliarse: el PES a Morena, aunque le deja 55 diputados y ocho senadores que nunca soñó, y Nueva Alianza al PRI, y 16 partidos locales que perdieron su registro.

Ya seguiremos, pero esto ya cambió y para rato.

RETALES

1. BORRADOS.- Es tal la derrota, que el PES también perdió el registro en 24 estados; Nueva Alianza en 16; Movimiento Ciudadano en 18; PRD en diez, el Verde en seis y el PT en cuatro. El PAN lo perdió en Tabasco;

2. EMP.- No había duda, pero la quisieron sembrar: la coordinación de la visita del equipo Trump a México estará como siempre a cargo del Estado Mayor Presidencial, al que se coordinará el Servicio Secreto cuya avanzada está en México desde hace días en recorridos conjuntos revisando locaciones, rutas, hospedajes y, por supuesto, seguridad;

3. SOLITOS.- En el Senado volverán los tiempos de la Gran Comisión del priato, ya que de acuerdo al reglamento interno solo los partidos que tengan más del 25 por ciento de la votación tendrán acceso a los órganos de gobierno: Junta de Coordinación Política, Presidencia de la Mesa Directiva y el Instituto Belisario Domínguez. Morena es la única bancada que lo supera y por lo tanto no habrá rotación y presidirá todo los próximos seis años. Y Ricardo Monreal será líder de la bancada morena.

Nos vemos mañana, pero en privado.

En Privadojoaquín lópez dóriga