Una universidad desolada tras 11 días de asedio en Hong Kong

Cócteles molotov, barricadas levantadas con mobiliario, un reguero de máscaras antigas, cascos, paraguas y mochilas, y un olor nauseabundo, es el desolador panorama que se respira en la Universidad Politécnica de Hong Kong, donde hoy entró la policía después de once días de asedio


Menú de accesibilidad