Las elecciones de hoy, como propias


Estados Unidos llega a elecciones intermedias en medio de una división y polarización de las que no hay recuerdo en los tiempos recientes