Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

La primera línea invisible

La pandemia encerró a Maya en Nairobi junto a su maltratador y puso su vida en peligro. A Leonarda le quitó su trabajo de empleada de hogar en La Paz y la empujó a una situación extrema. A Wannisa le dejó atrapada en un suburbio de Bangkok a cargo de sus dos hijos menores y otros familiares, a quienes mantiene trabajando como limpiadora de hospital.

Menú de accesibilidad