Minuto a Minuto

Internacional Republicanos exigen renuncia “inmediata” de Joe Biden como presidente de EE.UU.
Los conservadores acusaron a Harris de estar encubriendo el "declive mental" de Biden y le achacaron toda la responsabilidad de la política migratoria de EE.UU.
Nacional Ataque armado deja cinco muertos en Morelia
Las víctimas fueron atacadas cuando ingerían bebidas embriagantes, por un grupo de sicarios que utilizó un vehículo compacto huir a través de diversas colonias del sur moreliano
Internacional Trump exige que el debate con el nuevo candidato demócrata sea en Fox
Donald Trump manifestó que la cadena ABC, con la que se tenía un debate programado en septiembre
Nacional Parte nueva caravana con unos 3 mil migrantes desde Ciudad Hidalgo, en Chiapas
La caravana es una de las varias que los migrantes integran a cuatro meses de las elecciones en Estados Unidos, donde la migración irregular no se detiene
Nacional Vacaciones de verano, un paso más en la recuperación de Acapulco tras Otis
En Acapulco, todo el sector turístico, empresarios, hoteleros, restauranteros, autoridades y prestadores de servicios turísticos, anticipan que será un buen periodo
Uso electoral de la migración amenaza con estallar el sistema de asilo en EE.UU.
Imagen de archivo de varios migrantes, visiblemente abrigados por las bajas temperaturas, que permanecen a un costado del alambrado que marca la frontera con Estados Unidos, en Ciudad Juárez, Chihuahua. Foto de EFE/ Luis Torres

El uso electoral de la migración amenaza con hacer estallar el sistema de asilo en Estados Unidos, que está sumido en su peor crisis en la frontera sur mientras la Casa Blanca intenta rehuir las críticas republicanas con los comicios presidenciales en el horizonte próximo.

En el centro del tornado político están el presidente, Joe Biden, y su jefe de migración, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, a los que los republicanos hacen máximos responsables de la crisis actual.

De hecho, los republicanos aprobaron este martes por la noche en la Cámara Baja someter a juicio político (impeachment) a Mayorkas, acusándolo de estar desatendiendo la frontera al no aplicar las leyes migratorias existentes.

Un acto que no tiene precedentes y que pone a la migración como tema central a menos de nueve meses de las elecciones, pero que no tiene mayor recorrido porque el Senado, el hemiciclo encargado de llevar a cabo ese proceso, está dominado por los demócratas.

Tan solo tres (de los 219) republicanos en la Cámara Baja votaron en contra de un impeachment que tiene un claro objetivo electoral. Uno de ellos, Ken Buck, afirmó después del voto que “este es un impeachment terrible y sienta un precedente terrible”.

La estrategia por la que han optado los republicanos, con el expresidente y precandidato a la Casa Blanca Donald Trump (2017-2021) al frente, es la de bloquear cualquier iniciativa que pueda abordar la crisis actual para seguir castigando a los demócratas.

Llevan meses impidiendo que salga adelante un acuerdo presupuestario que daría fondos a la seguridad fronteriza en un momento en el que están llegando inmigrantes en números récord a la frontera sur.

En diciembre pasado hubo 302 mil detenciones de inmigrantes en la frontera, algo que no había sucedido nunca.

El último proyecto que tumbaron incluía cerca de 20 mil millones de dólares para contratar a miles de agentes para la frontera y para agilizar los casos de demanda de asilo, al que se acogen una mayoría de migrantes. El proyecto tenía incluso el apoyo del sindicato de agentes fronterizos, que suele estar alineado con los republicanos.

El presidente de la Cámara Baja de Estados Unidos, el conservador Mike Johnson, se refirió este miércoles al bloqueo de ese dinero: “El pueblo estadounidense está con nosotros en este tema. Están con nosotros porque entienden que hay que resolver el problema y lo que salió del Senado no resolvía el problema”.

El diario The Washington Post informó también este miércoles de que el Gobierno ya ha elaborado planes para poner en libertad a miles de inmigrantes ante la falta de fondos provocada por el fracaso en la aprobación del proyecto presupuestario.

Solo el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), por ejemplo, tiene un déficit de 700 millones de dólares, según el rotativo.

Un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional detalló a EFE que sin los fondos necesarios sus agencias migratorias tendrán que “reprogramar o extraer recursos” de otros sitios.

El Gobierno ha solicitado repetidamente recursos adicionales para las misiones vitales del Departamento de Seguridad Nacional en la frontera suroeste y el Congreso las ha subfinanciado de manera crónica”, agregó.

La puesta en libertad puede ser un desafío político añadido para los demócratas, ya que los republicanos también han optado por la estrategia de trasladar a los inmigrantes a ciudades que votaron abrumadoramente por Biden, como Nueva York, Chicago o Denver, compartiendo así el problema con el electorado progresista.

Los alcaldes demócratas de estas ciudades llevan meses avisando que no tienen capacidad para recibir a más, pero las llegadas en la frontera no cesan.

Con información de EFE