UE acepta a Croacia en zona Schengen, pero no a Rumania y Bulgaria
Bandera de Croacia. Foto de Niels Bosman / Unsplash

Los ministros de Interior de la Unión Europea (UE) dieron luz verde a la ampliación de la zona Schengen a Croacia a partir del próximo 1 de enero, mientras que Bulgaria y Rumanía tendrán que seguir esperando.

“El área Schengen está creciendo por primera vez en más de una década gracias a la presidencia de la República Checa del Consejo de la Unión Europea. ¡Los ministros aprobaron la membresía de Croacia a partir del 1 de enero de 2023!”, informó la presidencia checa en su cuenta oficial en Twitter.

En una comparecencia ante la prensa, el ministro de Interior de República Checa, Vít Rakusan, trasladó sus “enormes felicitaciones a Croacia, nuevo miembro de Schengen”, cuya incorporación es un “mensaje útil para todos los ciudadanos europeos”.

“Desde mi punto de vista Bulgaria y Rumanía están preparados para ser miembros de Schengen y agradezco a estos dos países su trabajo que han hecho en el último año. Estoy convencido de que su momento llegará pronto”, añadió Rakusan, quien se mostró exultante, pese a todo, ya que lograr la ampliación era una de las “más altas” prioridades que se marcó la presidencia checa en su semestre al frente de la UE.

La comisaria de Interior, Ylva Johansson, dijo que Bulgaria y Rumanía también merecen entrar en la zona Schengen, pero no lograron el apoyo por unanimidad necesario para formar parte de ese espacio de libre circulación de personas.

“Quiero decir a todos los ciudadanos de Croacia: ¡bienvenidos!. Pero también a los ciudadanos de Bulgaria y Rumanía: ¡merecen ser miembros totales de Schengen, merecen tener acceso a la libertad de movimiento del área Schengen!”, exclamó Johansson en la misma comparecencia ante la prensa.

La política sueca, cuyo país hereda la responsabilidad de llevar a buen puerto la ampliación también a Bulgaria y Rumanía, no ocultó su “decepción” por el bloqueo a estos países por Austria y Países Bajos, que vetó solo al primero.

“Es el papel de la Comisión ser optimista y dar los siguientes pasos. Estoy convencida de que lograremos el acceso de Bulgaria y Rumanía en este mandato”, añadió Johansson.

Las “pocas dudas” que quedan sobre la entrada de Bulgaria y Rumanía en la zona Schengen, por parte de Austria y Países Bajos, son “políticas”, había afirmado esta mañana el vicepresidente comunitario Margaritis Schinas, a su llegada a la reunión.

“Las pocas dudas que quedan son políticas y socavan dos hechos muy simples: somos más fuertes, no más débiles, a través de la ampliación de Schengen. Y en segundo lugar, que la ampliación de Schengen significa más y mejores controles, no menos. Así que espero que el sentido común y la mente abierta prevalezcan y podamos tomar la decisión, si no hoy, dentro de unos días”, dijo Schinas.

Austria reiteró su determinación a vetar el ingreso de Rumanía y Bulgaria en esa zona de libre circulación de personas y mercancías, ante el aumento de la inmigración este año.

“Sí, hoy voy a votar en contra de la ampliación de la zona Schengen con la incorporación de Rumanía y Bulgaria. Entiendo que es erróneo, es erróneo que un sistema que no funciona en muchas partes en este caso se amplíe aún más. En este año tenemos en Austria más de 100 mil ilegales que han traspasado nuestra frontera de los cuales 75 mil no están registrados. Este es un indicio de que el sistema no funciona en este punto”, dijo el ministro austriaco, Martin Kocher, a su llegada al consejo.

También Países Bajos había expresado su rechazo a admitir a Bulgaria en el espacio de Schengen, integrado actualmente por 22 países de la UE (quedan fuera Bulgaria, Chipre, Irlanda, Croacia y Rumanía) y cuatro de fuera de la UE (Liechtenstein, Islandia, Noruega y Suiza).

Con información de EFE