Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Trump utiliza fraude electoral como estrategia para que fallo conservador en la Corte lo favorezca, asegura Lila Abed

Trump utiliza  fraude electoral como estrategia para que fallo conservador en la Corte lo favorezca, asegura Lila Abed - Foto de @PhillyMayor
Foto de @PhillyMayor

Para la analista internacional Lila Abed, el presidente Trump espera que la estrategia del fraude electoral, que sostuvo desde la campaña, le permita obtener ventaja, en la Corte, en estados bisagra

La estrategia del presidente Donald Trump siempre ha sido normalizar la idea de un fraude electoral, aseveró la Maestra Lila Abed, analista internacional y consultora Política.

 

 

En el espacio de Joaquín López-Dóriga de Radio Fórmula, la especialista indicó que, de acuerdo con el análisis que ha llevado por meses del proceso electoral, se preveía una elección cerrada.

 

“Veía una elección muy cerrada tomando en cuenta que Donald Trump tiene completamente secuestrado al Partido Republicano, tiene una base electoral sumamente fiel a su persona y su figura”, indicó.

 

Aseguró que tras el análisis, se podía observar que Trump se llevaba estados como Florida y Texas.

En el caso de Biden, el cinturón industrial, integrado por Wisconsin, Michigan y Pensilvania son claves para que gane la elección.

“Con esta ventaja que tiene en Pensilvania, que da 20 votos electorales, me parece que todo parece indicar que el triunfador de Biden”, señaló.

 

Abed catalogó como ‘irónico’ que el presidente Trump acuse ahora de fraude por los bajos márgenes en esos estados.

Recordó que, en 2016, cuando él ganó la presidencia, Pensilvania y Wisconsin también le dieron el triunfo con un margen de 77 mil votos.

“Ahora, como los votos no lo favorecen, dice que es un fraude electoral”, señaló.

Sin embargo, apunta Abed, se trata de una estrategia utilizada por Trump a lo largo de la campaña política.

“Esa siempre ha sido su estrategia, incluso desde antes del 3 de noviembre: normalizar la idea del fraude electoral para iniciar una guerra legal e incluso, llegar a la Corte Suprema para que un fallo de la mayoría conservadora lo favoreciera en ciertos estados bisagra“, dijo.

 

Según el análisis de Abed, será muy complicado para Trump intentar detener los conteos por la cantidad de estados en los que ha pedido este recurso.

“Si hubiera sido un solo estado que definiera la elección presidencial, entonces sí tendría un poco más de sustento legal la petición de Trump pero con la tendencia en los distintos estados, los resultados podrían alargarse demasiado”, señaló.

 

Recordó que los estados tienen hasta el 8 de diciembre para hacer oficiales los resultados electorales.

El 14 de diciembre los electores emitirán, de manera formal sus votos al Colegio Electoral para que el 6 de enero el Congreso haga el conteo oficial de los votos.

El voto popular

El voto popular es importante en Estados Unidos, actualmente, aseguró Abed.

Señaló que Joe Biden se convirtió en el candidato con más votos populares de la historia de Estados Unidos.

Sin embargo, todo se define en los votos en el Colegio Electoral.

“El Colegio Electoral, como tal, no existe, es un proceso en donde los electores que representa cada estado, emiten sus votos el 14 de diciembre”, señaló.

Excepto en los estados de Nebraska y Maine, el ganador del voto popular se lleva la totalidad de los votos del Colegio Electoral.

Recordó que la elección la gana quien supere los 270 votos electorales.

“Por ejemplo, en California, que tiene 55 electores, el candidato que gane el voto popular se lleva los 55 electores”, señaló.

 

En 48 de los 50 estados del país funcionan bajo este método, excepto en Nebraska y Maine, donde los votos se reparten por distritos.

El Colegio Electoral está compuesto por 538 electores, son  435 que integran la Cámara de Representantes, más cien en el de Senadores, más tres electores que se le otorgan al distrito de Columbia.

“Para que un candidato se convierta en presidente necesita una mayoría que son los 270 que ahora estamos en espera” dijo.

¿Por qué hubo cambios en las tendencias de voto?

 

Sobre el cambio en las tendencias de algunos estados en los que el presidente Trump mantenía ventaja, Abed Ruiz explicó que era algo esperado.

“Era de esperarse por el método de votación que promovieron ambos candidatos. Biden pedía que salieran a votar de manera anticipada por correo y Trump pedía a su base electoral salir a votar en persona”, señaló.

 

Así, al iniciar los conteos rápidos por estados, se inició con los votos en urnas y esto marcó una clara tendencia hacia Trump, misma que se vio revertida con el paso de las horas y el inicio del conteo de los votos por correo.

“Cuando los votos se empezaron a contar, se esperaba que los votos en persona le iban a dar una ventaja a Donald Trump, como vimos la noche del 3 de noviembre, pero en días posteriores, cuando los votos por correo se empezaron a contabilizar, esos resultados cambiaron y dieron una tendencia a favor de Biden”, dijo.

 

A esto también se sumó el hecho de que muchos estados no cuentan con los recursos para hacer conteos rápidos y en ellos la paciencia será uno de los grandes aliados porque los conteos continuarán por varios días.

El Senado podría quedar en empate

Abed recordó que hubo dos elecciones especiales, normalmente, incluso en las elecciones intermedias se reelige un tercio del Senado y en este tercio, deberían ser 33.

“Sin embargo, se suman a 35 por dos elecciones especiales que se están llevando a cabo en el estado de Georgia y Arizona”, dijo.

 

En el Senado, todo parece indicar que las cosas podrían quedar 50 a 50 entre republicanos y demócratas.

“Aquí se convierte en clave quién llega a la Casa Blanca porque el voto de desempate lo tiene el vice presidente de Estados Unidos, que en este caso sería Kamala Harris, para romper el empate en el Senado si se llegara a ese caso por el triunfo de Joe Biden”, puntualizó.

 

Con información de López-Dóriga Digital

casa blancaeleccionesEstados Unidosjoe bidensenado
Menú de accesibilidad