Foto de Daily Express

Trump hablará con Putin este sábado

El presidente de Rusia se reunió este viernes con sus principales funcionarios para dialogar sobre las relaciones con Washington


Netlog

Vladimir Putin hablará por teléfono con Donald Trump este sábado, en lo que será su primera conversación desde que el magnate asumió el cargo de presidente de Estados Unidos, el máximo asesor Trump, Kellyanne Conway dijo a Fox News que la eliminación de las sanciones de EE.UU. a Rusia está “bajo consideración”.

Mientras que el portavoz de Putin, Dmitry Peskov, dijo que el presidente ruso felicitará a Trump por asumir el cargo y tendrán una discusión sobre la relación bilateral actual. Señaló que es poco probable que lleguen a acuerdos específico en esta llamada inicial.

“Este es el primer contacto telefónico desde que el presidente Trump asumió el cargo, por lo que casi no se debe esperar que esta llamada de teléfono implicará debates de fondo en toda la gama de temas. Ya veremos, vamos a ser pacientes”, dijo Peskov.

Sin embargo, Conway también declaró que Trump también está abierto en caso de que el líder ruso quiera entablar una seria conversación sobre cómo derrotar a los extremistas islámicos.

El presidente de Rusia Vladimir Putin se reunió este viernes con sus principales funcionarios para dialogar sobre las relaciones con Washington un día antes de la llamada prevista con el mandatario estadounidense Donald Trump.

Peskov, comentó que se espera que ambos mandatarios “intercambien puntos de vista sobre los principales parámetros del estado actual de las relaciones bilaterales”. La última vez que hablaron fue cuando Putin felicitó a Trump poco después de su triunfo electoral.

Peskov no dio detalles específicos sobre los temas a tratar y no dejó en claro si los mandatarios utilizarían la conversación para acordar una reunión en persona.

Foto de Internet

El Kremlin ha aplaudido las promesas de Trump de enmendar sus lazos con Moscú, que se han visto seriamente dañados por la crisis ucraniana, la guerra en Siria y las acusaciones de una intromisión rusa en el proceso electoral estadounidense.

El gobierno del ex presidente Barack Obama y la Unión Europea impusieron sanciones a Moscú por anexarse la Península de Crimea y el apoyo a la insurgencia pro rusa en el este de Ucrania.

Las restricciones han limitado el acceso de las compañías rusas a los mercados financieros internacionales y prohibieron transferencias tecnológicas clave, lo que empujó a la economía rusa a la recesión. Rusia respondió al prohibir la importación de la mayoría de los productos agrícolas de occidente.

El Kremlin advirtió que restaurar los devastados vínculos tomará tiempo, pero muchos en Rusia esperan que se alivien algunas de las tensiones que no se habían visto desde la Guerra Fría.

Trump ha sido firme en su elogio a Putin y Rusia, sin embargo, asumió la presidencia en medio de acusaciones de injerencia rusa en la campaña electoral.

Redacción