Tormenta daña nariz y parabrisas de un avión
Foto de @jwjohnson99

Una fuerte granizada dañó la nariz y el parabrisas de un avión de Delta Airlines, que cubría la ruta de Salt Lake City a Boston este viernes, por lo que tuvo que ser desviado.

El vuelo 1889 de Delta tuvo que aterrizar de emergencia en el Aeropuerto Internacional de Denver, después de que tuvieran problemas de visibilidad por lo dañado del parabrisas del Airbus A320.

Algunas imágenes publicadas en las redes sociales muestran el avión dañado, con la nariz casi colapsada y la pintura destrozada. Además, se nota el parabrisas estrellado. Aparentemente, la aeronave intentó volar entre dos tormentas, pero terminó atrapado en una granizada entre ambos sistemas, lo que dejó cuantiosos daños, explicó Stu Ostro, un meteorólogo del Weather Channel.

Los pasajeros sufrieron momentos de angustia, y aunque ninguno sufrió heridas, uno de ellos fue trasladado a un hospital a petición propia.

Esta es la segunda ocasión en que un avión de Delta se ve atrapado en una tormenta, siendo la anterior en mayo, cuando un avión que viajaba de Detroit a Seúl sufrió varios daños al verse en medio de una tormenta eléctrica, después de que controladores aéreos chinos le negaran un cambio de curso.

La aeronave, un Boeing 747, tuvo que ser vendida en piezas por los diferentes daños.

Con información de Mashable