Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Stephen Miller, asesor de políticas de Trump, da positivo a COVID-19

Stephen Miller, asesor de políticas de Trump, da positivo a COVID-19 - Stephen Miller. Foto Twitter @victorjsolano
Stephen Miller. Foto Twitter @victorjsolano

Stephen Miller, asesor de políticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio positivo a COVID-19

Stephen Miller, asesor de políticas y principal redactor de los discursos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio positivo a coronavirus.

Con este último contagio, continúa el brote de COVID-19 en la Casa Blanca, que ya ha afectado a varios colaboradores del mandatario.

 

“Durante los últimos cinco días he estado trabajando de forma remota y autoaislado, dando negativo (a SARS-CoV-2) todos los días hasta ayer. Hoy, di positivo para COVID-19 y estoy en cuarentena”, dijo Miller en una declaración.

Miller está casado con Katie Miller, directora de comunicaciones del vicepresidente Mike Pence. Un alto funcionario de la administración dijo que Katie, quien contrajo el virus y regresó a trabajar en mayo, fue examinada la mañana del martes y dio negativo para cualquier nueva infección.

Este martes, las oficinas de la Casa Blanca estuvieron vacías mientras los funcionarios se quedaron en casa para esperar el período infeccioso de un brote de coronavirus dentro del edificio.

El presidente Trump estuvo en la residencia de la Casa Blanca, convaleciente, ya que varios asesores y otros funcionarios se quedaron en casa, ya sea porque habían contraído coronavirus o habían estado cerca de personas que lo contrajeron.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, anunció el lunes que había dado positivo. Otros dos asistentes de la oficina de prensa también contrajeron el virus y dos asistentes más dieron positivo el martes, dijeron personas familiarizadas con los resultados.

El brote en la Casa Blanca, que se ha extendido a algunos legisladores en Capitol Hill, ha generado preocupación en Washington DC, que ha logrado reducir las tasas de infección en las últimas semanas a través de leyes preventivas y altas tasas de cumplimiento.

La ciudad reportó 105 nuevos casos de coronavirus el martes, el número más alto desde el 3 de junio.

Una reunión en el Rose Garden habría violado los mandatos de la ciudad que limitan el tamaño de las reuniones y requieren máscaras, pero debido a que la Casa Blanca está en propiedad federal, está exenta de tales reglas.

El sábado 26 de septiembre, cuando Trump nominó formalmente a Amy Coney Barrett a la Corte Suprema en un evento en el Rose Garden hubo decenas de invitados en la ceremonia, y al menos siete personas que asistieron desde entonces dieron positivo a coronavirus.

Entre los invitados que contrajeron la enfermedad aquella ocasión se encuentran el senador Mike Lee (R., Utah), el presidente de la Universidad de Notre Dame, John Jenkins, y el exgobernador de Nueva Jersey, Chris Christie.

Los funcionarios de la ciudad dijeron que monitorearían de cerca las tendencias de infección durante varios días para ver si los casos del Capitolio y la Casa Blanca afectaron la tasa general de infección de la ciudad.

Con información de López Dóriga Digital

coronaviruscovid-19donald trumppresidente de estados unidosStephen Miller
Menú de accesibilidad