Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Restricciones por COVID-19 redujeron violencia solo en países con poco crimen

Restricciones por COVID-19 redujeron violencia solo en países con poco crimen - violencia coronavirus COVID-19
Un agente de la Policía de Morelos vigila una tienda clausurada donde se vendía alcohol adulterado en el municipio de Jonacatepec. Foto de EFE

Un informe de la ONUDD destacó que, antes y después del inicio del confinamiento, Honduras, Guatemala y México apenas muestran un cambio en el número de asesinatos

Las restricciones impuestas en todo el mundo contra la expansión del coronavirus COVID-19 redujeron la violencia solo en aquellos países con ya bajos niveles de criminalidad mientras que se mantuvo estable en regiones donde el crimen organizado y las bandas suelen ser muy activos.

 

 

Así se desprende de un informe emitido este miércoles por la Organización de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), elaborado con datos procedentes del primer mes de confinamiento, o sea, entre marzo y abril.

Los datos analizados por esta organización de la ONU con sede en Viena revelaron que durante las primeras tres a cuatro semanas de restricciones en los países de Centroamérica el nivel de homicidios se mantuvo estable o vivió en el mejor caso una ligera reducción.

La evolución desigual entre los países de la región, considerada como una de las más violentas del planeta, se debe a diferentes medidas de restricción tomadas contra el coronavirus.

Los datos indicaron que algunos actores importantes en la región, como bandas juveniles o el crimen organizado, siguieron “al menos en esta fase” del confinamiento operando con violencia.

El informe destacó los datos de Honduras, Guatemala y México, que antes y después del inicio del confinamiento apenas muestran un cambio en el número de asesinatos.

Por otra parte, en otras regiones, como Norteamérica o Europa Occidental, las medidas de confinamiento o restricción causaron una drástica reducción del nivel de homicidios.

La ONUDD destacó el ejemplo de Italia, donde el número de asesinatos bajó drásticamente en marzo pasado, hasta un tercio del nivel registrado en el mismo mes del año anterior.

Por otra parte, el informe señaló que el tráfico de heroína, que suele ser terrestre, se ha visto más afectado por las restricciones que el tráfico con cocaína, que se realiza más a través de rutas marítimas.

Recientes incautaciones de cocaína en puertos europeos demuestran que el tráfico internacional con esa droga sigue activo, concluyó la ONUDD en su informe, con el que participa en un estudio más amplio sobre el impacto del COVID-19 realizado por 36 agencias de la ONU.

El pasado 7 de mayo, la ONUDD ya había informado de que las medidas para luchar contra la pandemia están alterando el mercado de las drogas, abriendo nuevas rutas de tráfico y reduciendo la oferta de algunas sustancias.

Al mismo tiempo, aumenta el riesgo de sobredosis y de que más campesinos en zonas de cultivo, como Sudamérica, que tengan que recurrir a esos cultivos ante la crisis económica.

Con información de EFE

coronaviruscovid-19crimenrestriccionesviolencia
Menú de accesibilidad