Rescatan a menor de dos años que pasó ocho meses en la calle

“Hope” es un niño nigeriano de tan solo dos años de edad, y que, en su corta vida, ya ha sufrido el abandono por su familia tras acusarlo de “estar maldito” y de “ser un brujo”.

Tras el abandono, este menor, que muestra un rostro demacrado y un cuerpo lleno de gusanos, vagó por las calles durante ocho meses, sobreviviendo de las sobras que encontraba.

De acuerdo al medio inglés Daily Mail, finalmente Hope fue rescatado el pasado 31 de enero por Anja Ringgren Loven, una mujer danesa que vive en África.

Horrorizada por la condición de Hope al descubrirlo, Loven comenzó a darle comida y agua. Después envolvió al niño enfermo en una manta, sosteniéndolo en sus brazos, y lo llevó al hospital más cercano.

Anja es la presidenta de una Fundación que ayuda a los niños de África y decidió compartir la historia para poder recaudar fondos.

Cuando Hope llegó al hospital recibió medicamentos para eliminar los gusanos de su vientre y además recibir transfusiones de sangre diarias para incorporar más células rojas en su cuerpo, dijo la Anjia Ringgren.

“La condición de Hope es estable ahora. Se está alimentando y que responde bien a los remedios que recibe. Hoy en día, ya puede sentarse solo y sonríe. Es un chico muy fuerte”, indicó.

“Yo no sé cómo describirlo en palabras. Esto es lo que hace la vida más bella y valiosa y por lo tanto voy a dejar que las imágenes hablan por sí mismos “, dijo.

Dos días después de que Loven pidió ayuda de la comunidad para costear los tratamientos de Hope, recibió un millón de dólares en donaciones desde distintas partes del mundo.

“¡Con todo el dinero, además de darle a Hope el mejor tratamiento, vamos a construir una clínica médica para salvar a más niños de la tortura!” dijo ella.

Loven administra un centro, en donde los chicos rescatados reciben atención médica, alimentación y educación. Junto a su marido, David Emmanuel Umem, iniciaron la construcción de su propio orfanato a finales de enero.

Con información de Daily Mail