Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Proponen ley en Nicaragua que restringe candidaturas para elecciones; ayudaría a consolidar dictadura de Ortega, advierte HRW

Proponen ley en Nicaragua que restringe candidaturas para elecciones; ayudaría a consolidar dictadura de Ortega, advierte HRW - Foto de La Lupa Press Nicaragua
Foto de La Lupa Press Nicaragua

La propuesta de diputados sandinistas y sus aliados fue enviada a la Asamblea Nacional donde será discutida en una sesión extraordinaria el próximo lunes

El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) propuso una Ley que inhibe a aquellos nicaragüenses que encabecen o financien un golpe de Estado o alteren el orden constitucional optar a cargos de elección popular, a un año de celebrarse las próximas elecciones.

La propuesta de diputados sandinistas y sus aliados fue enviada a la Asamblea Nacional (Parlamento), cuya Junta Directiva, controlada por el oficialismo, convocó a una sesión extraordinaria para el próximo lunes, donde se prevé sea presentada esa propuesta.

El proyecto de “Ley de defensa de los derechos del pueblo a la independencia, la soberanía y autodeterminación para la paz” tiene por objeto “hacer prevalecer el principio constitucional de la independencia, la soberanía, y la autodeterminación nacional, así como la no injerencia en los asuntos internos del pueblo nicaragüense”, según la exposición de motivos.

La iniciativa establece que “los nicaragüenses que encabecen o financien un golpe de Estado, que alteren el orden constitucional, que fomenten o insten a actos terroristas, que realicen actos que menoscaben la independencia, la soberanía, y la autodeterminación”, no podrán optar a cargos de elección popular.

Vetan candidaturas a cargos de elección popular

Tampoco los que “inciten a la injerencia extranjera en los asuntos internos, pidan intervenciones militares, se organicen con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización, que propongan y gestionen bloqueos económicos, comerciales y de operaciones financieras en contra del país y sus instituciones”.

Además, no podrán optar a cargos de elección popular “aquellos que demanden, exalten y aplaudan la imposición de sanciones contra el Estado de Nicaragua y sus ciudadanos, y todos lo que lesionen los intereses supremos de la nación contemplados en el ordenamiento jurídico”.

En la iniciativa, los proyectistas mencionaron que las prohibiciones para optar a cargos de elección popular están establecidas en Constitución Política de Nicaragua, como en el resto del ordenamiento jurídico nicaragüense.

“El artículo 147 de la Constitución Política señala la prohibición de optar a la presidencia de la República a todo nicaragüense que encabece, o financie un golpe de Estado, que altere el orden constitucional”, señalaron en el documento.

De igual forma, argumentaron que la legislación penal señala que quedan limitados los derechos políticos de los nicaragüenses que incurran en actos contrario a la Constitución Política.

“La iniciativa de Ley tiene su fundamento en el principio constitucional del artículo 1 que destaca la independencia, la soberanía, y la autodeterminación nacional como derechos irrenunciables del pueblo y fundamentos de la nación nicaragüense”, anotaron.

Violaría el derecho humano a la participación política, advierte HRW

Al respecto, la organización Human Rights Watch, advirtió que, en caso de ser aprobada la iniciativa, violaría abiertamente el derecho humano a la participación política.

HRW indicó que esto ayudaría a consolidar la dictadura de Ortega-Murillo.

Ortega interpreta ley

Durante un acto de graduación de cadetes de la Policía Nacional, el presidente Daniel Ortega dijo que aquellos nicaragüenses que participaron en la revuelta contra su Gobierno en abril de 2018, que el Ejecutivo califica como “intento de golpe de Estado”, no podrán optar a cargos de elección popular en los próximos comicios.

Ortega cargó contra esos “nicaragüenses que solo el nombre tiene de nicaragüenses“, que a su juicio intentaron derrocar en abril de 2018, cuando estalló una revuelta popular por una controvertida reforma a la Seguridad Social y que fue aplastada a la fuerza por el Ejecutivo.

“Simplemente son desechos de la vida, de la naturaleza, que se arrastran frente a los yankees”, continuó el mandatario, que tildó a esos opositores de “terroristas, criminales, y vendepatrias porque piden más sanciones” contra allegados de su Gobierno y contra las instituciones.

“No los podemos expulsar (de Nicaragua) porque nacieron aquí“, indicó Ortega, para quien sí han perdido su derecho a optar a cargos de elección popular en las próximas elecciones, aunque no mencionó nombres.

“Ni que sigan peleando por buscar candidatos a la Presidencia, porque las leyes no lo permiten”, agregó.

Nicaragua tiene previsto celebrar elecciones generales el 7 de noviembre de 2021.

Con información de EFE

daniel ortegadictaduraeleccionesnicaragua
Menú de accesibilidad