“El Consejo no puede simplemente esperar que Irán actúe de buena fe”, defendió Pompeo en una intervención por videoconferencia ante el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas.

Irán sostendrá una espada de Damocles sobre la estabilidad económica de Medio Oriente, poniendo en peligro a naciones como Rusia y China que dependen de precios de energía estables”, aseveró.

El Consejo de Seguridad sesionó hoy de forma virtual para discutir el último informe del secretario general de las Naciones Unidas, Antoóio Guterres, sobre la implementación del embargo de armas y otras restricciones aún vigentes en virtud del acuerdo nuclear.

Con información de EFE y López-Dóriga Digital