ONU pide acelerar la aplicación del acuerdo contra el cambio climático
Foto de Unsplash

La secretaria ejecutiva de la ONU para el cambio climático, Patricia Espinosa, instó a acelerar la aplicación del Acuerdo de París contra la crisis climática en la reunión técnica que se celebra en Bonn para preparar la reunión de la COP27, prevista en otoño en Egipto.

Claramente, necesitamos urgentemente que la implementación se haga lo más rápidamente posible y necesitamos mucha más acción climática ambiciosa”, declaró Espinosa a los delegados participantes en esa reunión en el oeste de Alemania, según un comunicado de la organización.

“El Balance Mundial es una parte esencial para conseguir las dos cosas”, añadió Espinosa en alusión al proceso conocido como “global stocktake” (GST), creado el año pasado para evaluar los avances colectivos en el cumplimiento del Acuerdo de París, que aspira a limitar a 1.5 grados centígrados el calentamiento global.

Según Espinosa, “mientras que la comunidad internacional ha hecho avances en varias áreas, también sabemos que tiene que cumplir varios compromisos en otras, no poder movilizar 100.000 millones de dólares en 2020 es un ejemplo”.

Y también sabemos que la acción climática todavía tiene que reflejar el profundo cambio que se necesita en todos los sectores para construir un futuro más sostenible y resiliente”, agregó.

Casi 200 delegaciones participan desde el 6 de junio y hasta este jueves en la reunión técnica anual, que en esta ocasión se propone sentar las bases para la próxima cumbre de Sharm el-Sheij.

Entre los retos pendientes tras la COP26 en Glasgow en 2021 está el incremento de las contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC por sus siglas en inglés) -es decir, los esfuerzos de cada país para reducir sus emisiones- de cara a 2030.

A pesar del compromiso de revisar estos objetivos antes de finales de año, ninguno de los grandes emisores de CO2 ha cumplido hasta ahora con este propósito, que se incluye dentro del ámbito de la mitigación.

En este primer diálogo técnico que se celebra en Bonn han podido participar también los interesados que no son parte de la Convención sobre el Cambio Climático, en línea con el cambio que se produjo en este sentido en la COP26.

Desde Glasgow, está previsto que estos actores no estatales -por ejemplo de la sociedad civil y el sector privado- puedan implicarse más en ciertos procedimientos, como el GST o el diálogo creado para discutir posibles arreglos para la financiación de las pérdidas y daños causados por el cambio climático.

Tras la falta de grandes avances en la COP26, las esperanzas se han trasladado a la cumbre que acogerá en noviembre la localidad egipcia de Sharm el-Sheij.

Allí, se espera que los Gobiernos pongan sobre la mesa sus avances a la hora de implementar el Acuerdo de París de 2015, el primero de sus características legalmente vinculante y que marcó como objetivo impedir un calentamiento global por encima de los dos grados centígrados.

Con información de EFE