Pandemia en Estados Unidos es casi “de los no vacunados”, dice secretario de Salud
Fila para vacunarse contra COVID-19 en Florida, EE.UU. Foto de EFE / Archivo

El secretario de Salud de Estados Unidos, Xavier Becerra, recalcó que los avances en la administración de vacunas contra COVID-19 en el país han permitido que esto sea ya “casi una pandemia de los no vacunados”.

En una entrevista telefónica con Efe, Becerra aseguró que el presidente estadounidense, Joe Biden, “está cumpliendo” con sus promesas para acabar con la pandemia cuando acaba de cumplir su primer año en la Casa Blanca.

“Casi es pandemia de los no vacunados. Uno tiene un riesgo 20 veces más alto de morir si no tiene vacuna. Si uno no tiene la vacuna, arriesga la salud, una visita al hospital, incluso la muerte”, advirtió el secretario de Salud.

Por eso, hizo un llamamiento contra las personas que están difundiendo “información falsa” sobre las vacunas, elemento sobre el que está trabajando la Casa Blanca.

Reconoció, en este sentido, que no se está avanzando “tan rápidamente” como se esperaba, ya que el porcentaje de población completamente vacunada es de 63 por ciento en EE.UU., por debajo de los niveles que se registran en Europa, donde la cifra supera 80 por ciento.

“Cuando asumió (Biden) menos del 1 por ciento estaba vacunado, ahora hay ya más de 200 millones de personas con dos dosis de la vacuna. De donde empezamos, a donde estamos, hemos progresado”, sostuvo.

Becerra subrayó, además, que “esas personas no han tenido que pagar ni un centavo”, lo que ha favorecido especialmente a minorías como la latina en EE.UU.

Asimismo, destacó el envío sin costo alguno de millones de test caseros a los hogares y la entrega de cubrebocas tipo N95 en varias localizaciones a lo largo y ancho del país por la Administración de Biden.

Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia con más de 69 millones de casos de COVID-19 y más de 860 mil muertes, de acuerdo con los datos de la Universidad Johns Hopkins; mientras que el avance de ómicron ha disparado la presión sobre los hospitales.

Con información de EFE