Líder político neerlandés olvida en tren un borrador de acuerdo de gobierno
Gert-Jan Segers. Foto de @gertjansegers

El líder de un partido que participa en las negociaciones en marcha para formar gobierno en Países Bajos olvidó en un tren un borrador de acuerdo elaborado por los liberales de Mark Rutte y los democristianos de Wopke Hoekstra, documento que acabó en manos de la prensa, arrojando luz sobre algunos puntos del diálogo.

Se trata de Gert-Jan Segers, líder de Unión Cristiana (CU), socio del gobierno en funciones y parte de la negociación actual para formar nuevo Ejecutivo.

Segers olvidó “accidentalmente” el documento donde se habían anotado “pistas” de un acuerdo de coalición, elaborado en septiembre por miembros del liberal VVD y el democristiano CDA, cuando el diálogo estaba estancado.

“Es la cosa más estúpida que te puede pasar. Viajo en tren de ida y vuelta a La Haya. Es una buena forma de viajar y casi siempre va bien, pero ahora las cosas han ido muy mal. Soy humano y he hecho algo realmente estúpido. Perdón”, escribió el político en su Twitter.

Segers reconoció así que él es la “persona involucrada en la formación” de gobierno que dejó esos papeles y a la que hacía referencia el diario De Volkskrant, que fue quien publicó el documento, que llegó a sus manos a través de un lector del periódico, que su vez se lo encontró en un compartimento del tren.

El político explicó que había dejado los papeles en cuestión en el tren hace tres semanas, y cuando se dio cuenta, quería que “se lo tragara la tierra”, aunque “todos esperaban que un limpiador del tren lo recogiera, pero al final alguien se lo acabó entregando a De Volkskrant”, lamentó.

Los partidos involucrados aseguran ahora que ese documento “no juega realmente un papel” en la negociación y que se elaboró en septiembre, cuando Unión Cristiana todavía no tenía claro que formaría parte del diálogo de coalición. Sin embargo, Segers seguía teniendo este borrador hace tres semanas, cuando ya se había desbloqueado el diálogo.

Los partidos de Wopke y Hoekstra abogan por fuertes medidas para combatir la escasez de viviendas, una política climática ambiciosa y un fondo multimillonario para resolver los problemas en el sector agrícola, además de impulsar el cuidado infantil gratuito, un seguro básico contra la incapacidad laboral para los autónomos y la admisión de más migrantes, según el borrador,.

El documento, que no está lo suficientemente elaborado como para ser un principio de acuerdo de gobierno y es más bien un borrador con ideas, estaba elaborado pensando en el partido liberal de izquierdas D66 como socio del futuro gobierno.

Segers justificó que tenía este documento “con fines informativos”, mientras que Rutte explicó que “siempre hay muchos papeles dando vueltas entre los partidos, así que esto no dice nada en absoluto”.

Desde las elecciones de marzo pasado, diferentes partidos han tratado de acercar posturas para sentarse a la mesa de negociación, pero las diferencias ideológicos han llevado todos los diálogos a un punto muerto, por lo que los cuatro partidos de la actual coalición en funciones han decidido dar el paso de negociar un nuevo acuerdo que les permita seguir gobernando.

A finales de septiembre, Unión Cristiana y el progresista D66 decidieron sentarse a la mesa con el VVD y CDA, y los cuatro se reúnen desde entonces varias veces a la semana, con la intención de alcanzar un acuerdo antes de Navidad.

Con información de EFE