Padres deportados de EE.UU. pueden perder custodia de sus hijos

Padres deportados de EE.UU. pueden perder custodia de sus hijos - Foto de internet
Foto de internet

Una invetsigación de la AP reveló que los hijos de padres deportados son dados en adopción a familias estadounidenses gracias a vacíos legales

Una investigación de la agencia de noticias AP reveló que los padres migrantes deportados podrían perder la custodia de sus hijos, otorgándoselos en adopción a familias de origen estadounidense gracias a lagunas legales.

La política de cero tolerancia implementada por el gobierno de Donald Trump, la cual terminó en el mes de junio, dejó cientos de menores detenidos en albergues o en hogares de acogida. Funcionarios del gobierno de los EE.UU. apuntaron que más de 200 no son candidatos a la reunificación o a la liberación.

Esta investigación fue basada en cientos de documentos judiciales, registros migratorios y entrevistas tanto en Estados Unidos como en Centroamérica, en la cual se denuncia que fallos en el sistema migratorio permiten a los jueces otorgar la custodia de estos niños a familias estadounidenses sin notificárselo antes a sus padres.

Araceli Ramos camina con su hija de cinco años, Alexa, de la mano en un parque de San Miguel en San Salvador. Foto de AP

Los estados suelen blindar los casos de custodia y las agencias federales encargadas de los menores migrantes no monitorean la frecuencia con la que un juez estatal permite que sean entregados en adopción.  Sin embargo, proporcionando el nombre del niño y su fecha de nacimiento al tribunal de distrito o circuito implicado, la AP halló que a veces es posible rastrear su paradero.

Uno de estos ejemplos de este tipo de caso fue la niña Alexa, quien fue separada de su madre Araceli Ramos en noviembre de 2015.

La menor fue etiquetada como “menor no acompañada”, luego de que su madre fuera deportada a El Salvador, siendo otorgada por un juez a la  familia compuesta por Sherri y Kory Barr

Araceli Ramos solo pudo recuperar a su hija luego de un largo proceso de 15 meses , en donde se involucraron funcionarios del gobierno salvadoreño, organismos de derechos humanos y del Departamento de Justicia estadounidense.

Expertos temen que este tipo de casos se repitan bajo las políticas del gobierno de Donald Trump.

Con información de AP

adopciónel salvadorEstados Unidosmigrantesniños migrantes

Menú de accesibilidad