OEA activa Carta Democrática contra Nicaragua por violaciones a derechos humanos

OEA activa Carta Democrática contra Nicaragua por violaciones a derechos humanos - Manifestación en Nicaragua. Foto de AFP / Inti Ocon
Manifestación en Nicaragua. Foto de AFP / Inti Ocon

El conflicto en Nicaragua fue discutido este viernes durante una sesión de carácter extraordinario del Consejo Permanente de la OEA

La Organización de Estados Americanos (OEA) activó hoy la Carta Democrática Interamericana contra Nicaragua para analizar la crisis sociopolítica en ese país desde abril de 2018, durante la cual han muerto más de 300 personas y se han violentado los derechos humanos.

El conflicto en Nicaragua fue discutido este viernes durante una sesión de carácter extraordinario del Consejo Permanente, en la cual el secretario general del organismo, Luis Almagro, expuso la “preocupante situación” en esa nación y dijo que los hechos justifican la invocación de la Carta Democrática.

“Una vez más, reunidos hoy en el Consejo Permanente para continuar considerando la preocupante situación en Nicaragua y dar así por iniciado el procedimiento contenido en el Artículo 20 de la Carta Democrática”, indicó Almagro al iniciar la sesión.

Afirmó que la Secretaría General estima que la crisis sociopolítica justifica la invocación del Artículo 20, que se refiere a la alteración del orden constitucional en un país miembro de la organización.

Argumentó las violaciones cometidas a los derechos humanos verificadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que contabilizó por lo menos 325 muertos, más de 2 mil heridos, 550 detenidos y enjuiciados, 300 profesionales de la salud despedidos y más de 80 estudiantes expulsados.

Es el saldo de las protestas que comenzaron en abril del año pasado en contra de las reformas al Sistema de Seguridad Social, las cuales al ser reprimidas por la policía y fuerzas paramilitares, se convirtieron en multitudinarias exigencias de renuncia al presidente nicaragüense Daniel Ortega.

Así, la población nicaragüense ha sufrido violencia, amenazas, asedio, persecución e intimidación, lo que además ha propiciado el desplazamiento de miles de ciudadanos fuera del país, de acuerdo con organismos de derechos humanos.

Almagro dijo que Ortega también ha impedido la independencia de los poderes y la participación política de los partidos opositores.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Denis Moncada, presente en la sesión, reaccionó a las declaraciones de Almagro y lo acusó de actuar como agente de Estados Unidos para tratar de derrocar al presidente Ortega, aseverando que la sesión de este viernes era “ilegal e inexistente”.

La mayoría de los países miembros consideraron activado el proceso que marca el Artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana para “realizar una apreciación colectiva” de la situación en Nicaragua.

Ese artículo establece que ante la alteración del orden constitucional en cualquier Estado miembro se realizarán las gestiones diplomáticas necesarias para promover la normalización de la institucionalidad.

En caso de que tales gestiones fracasen, el Consejo Permanente de la OEA podría llevar el caso a una Asamblea General, en la cual los cancilleres decidirían sobre la suspensión del país en cuestión, lo que requeriría la aprobación de al menos 24 de los 34 miembros.

Con información de Notimex

daniel orteganicaraguaoea