Niño australiano toma las tarjetas de su familia y viaja a Bali


Niño australiano toma las tarjetas de su familia y viaja a Bali - Foto de internet
Foto de internet

Luego de pelear con su madre, el menor tomó la decisión de emprender un viaje a Indonesia, solamente necesitó su pasaporte y la credencial de su escuela

Luego de una discusión acalorada con su madre, un niño australiano de 12 años tomó una decisión drástica y costosa.

Drew (el nombre que usó el medio local 9 News para referirse al menor), tomó las tarjetas de crédito de su familia y buscó viajes a Denpasar, la capital de la provincia de Bali, en Indonesia.

Luego de poseer las tarjetas, el muchacho convenció a su abuela para que le entregara su pasaporte. Acto seguido, investigó en internet aerolíneas que fueran a la isla, hasta que se dio cuenta de que solamente una de ellas permitía que jóvenes de 12 años viajaran sin la necesidad de una carta escrita por los padres.

Posteriormente, una mañana, Drew llenó su maleta con ropa suficiente para un viaje de cuatro días y dijo a sus padres que iría a la escuela.

Emma, la madre de Drew. Captura de pantalla

 

En lugar de eso, el niño acudió a la estación de trenes más cercana y partió al Aeropuerto Internacional Kingsford Smith, en Sudney. Una vez ahí, utilizó las máquinas de autoservicio para sacar su viaje, por lo que no tuvo que tratar con personal de la aerolínea hasta que físicamente le dieran su boleto.

Finalmente, Drew partió a Bali, con una breve escala en Perth. Mientras la escuela reportó a Emma, su madre, que el niño no había asistido.

Eventualmente, la familia descubrió que el muichacho estaba realmente en Bali y la madre tuvo que subir a un avión para traerlo de vuelta a casa.

A pesar de la natural preocupación de Emma, Drew lo pensó todo: se reservó una habitación en el All Seasons Hotel y rentó una bicicleta para llegar ahí desde el Aeropuerto Internacional Ngurah Rai.

Al llegar a la recepción, el menor dijo que estaba esperando que su hermana llegara, pero que simplemente quería hacer el registro temprano.

La facilidad con la que Drew logró llegar desde su casa en Nueva Gales del Sur hasta un hotel en Bali dejó a Emma “sorprendida y disgustada”, preguntándose cómo pudo haber sucedido todo.

Hotel All Seasons en Bali. Foto de Facebook

 

“Solo me pidieron mi identificación de estudiante y mi pasaporte para demostrar que tengo más de 12 años y que estoy en la escuela secundaria”, dijo el niño a 9 News.

A pesar de la furia de Emma por toda la situación, a Drew ni siquiera pareció importarle que lo atraparan. “Fue genial porque quería emprender una aventura”, dijo a 9 News.

Con información de 9 News

australiabaliniño