En Nicaragua existe una “masacre a la libertad informativa”, denuncia gremio
Foto de EFE

El movimiento Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN) repudió este miércoles el cierre de medios de comunicación por parte del Gobierno del presidente Daniel Ortega, acción que calificó de “masacre a la libertad informativa”.

El PCIN “comunica públicamente su repudio por los recientes actos represivos del régimen y sus operadores políticos en contra de medios de comunicación, porque tales hechos evidencian la embrutecida estrategia de las autoridades que pretenden un apagón nacional de voces críticas, para sumergir a la ciudadanía en la oscuridad informativa”, señaló ese gremio en una declaración.

El PCIN, integrado en su mayoría por periodistas en el exilio, indicó que el Gobierno, a través del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), ordenó en los últimos tres días “el cierre de los medios de comunicación confiados a la Diócesis de Matagalpa (ocho emisoras), Radio Vos, que comunicaba para las mujeres de Matagalpa, y el canal de televisión RB 3”, del municipio de Río Blanco, todos en el norte de Nicaragua.

“Tal decisión, ejecutada con policías y civiles que operan a su par, han provocado daños a infraestructura, lesiones a personas solidarias con la dirección del medio clausurado en (el municipio de) Sébaco, Matagalpa, y jóvenes violentamente detenidos”, sostuvo.

Asimismo, el PCIN anotó que “estas nuevas víctimas de los represores de la libertad de expresión y de los medios de comunicación, se suman a los ocho medios de comunicación clausurados por Telcor en lo que va de este año”.

Es una verdadera masacre a la libertad informativa, que ha dejado a decenas sin empleo y a miles sin acceso a informaciones de su interés”, señaló.

El PCIN exigió “la restauración de los derechos ciudadanos, el respeto total a la validez y relevancia social de los medios de comunicación que hoy sufren la imposibilidad de realizar su trabajo, el despojo de sus equipos, y agresiones de la policía y (de) fanáticos sandinistas”.

Además, se solidarizó “con quienes sufren de forma sistemática el irrespeto a sus derechos fundamentales”, y exhortó “encarecidamente” a la comunidad internacional volver “su atención hacia Nicaragua, que sufre las agresiones por parte de quienes deberían garantizar la protección de los derechos”.

Nueve emisoras y cuatro canales privados cerrados en Nicaragua

Las autoridades nicaragüenses han ordenado esta semana el cierre de ocho emisoras católicas, administradas por la Diócesis de Matagalpa (norte), que dirige el obispo Rolando Álvarez, uno de los más fuertes críticos con el Gobierno del presidente Ortega.

También canceló la licencia a la emisora privada Radio Vos, de corte comunitaria y feminista, que se transmitía en frecuencia modulada (FM) en el departamento de Matagalpa.

Telcor también ordenó sacar del aire al canal local RB 3 “El Canal de la Zona Láctea”, cuya programación era transmitida a través televisión por suscripción en Matagalpa, bajo el argumento que “no cuenta con autorización de este Ente Regulador para operar como un canal de contenido local”.

Las autoridades nicaragüenses también han sacado de la programación a tres canales católicos que se transmitían en la televisión por suscripción en los últimos tres meses.

Nicaragua vive una crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las controvertidas elecciones de noviembre pasado en las que Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión.

Con información de EFE