Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

New Balance en polémica por ser “los zapatos oficiales de los blancos”

New Balance en polémica por ser “los zapatos oficiales de los blancos”

Un ejecutivo de la empresa se pronunció a favor de Trump, un devoto de la supremacía blanca lo apoyó y ahora New Balance está en problemas

La compañía de calzado deportivo New Balance se encuentra en el ojo del huracán en Estados Unidos luego que el vicepresidente de asuntos públicos hiciera comentarios a favor de Donald Trump.

La situación se complicó porque, más tarde, un blog que empata con la ideología de la supremacía blanca aplaudió los comentarios del ejecutivo y nombró a los productos de New Balance como “los productos oficiales de la gente blanca”.

Tenis New Balance. Foto de Esencia Canina
Tenis New Balance. Foto de Esencia Canina

La compañía lanzó un comunicado a través de Twitter aclarando que rechazan el odio y la intolerancia en cualquiera de sus formas.

La situación es ejemplo de lo complicado que puede ser el momento después de las elecciones para las compañías, sobre todo después del tono tan polarizado que tuvo esta última campaña presidencial.

Los consumidores y por ende el mercado quedó dividido en dos bandos, tras las elecciones estadounidenses. Con la población votante de dicho país dividida, manifestar una posición política puede provocar perder a la mitad de los posibles consumidores. Además, con la velocidad en la que se propagan las noticias en redes sociales, el daño puede ser muy grande para las empresas.

Marlene Morris Towns, profesora de marketing en la Universidad de Georgetown, habló sobre lo sucedido con New Balance y su ejecutivo que se pronunció a favor de Trump.

“Lo que complicó la situación para New Balance fue la mención del nombre de Trump, ya que algunos consumidores lo pueden asociar con una señal de ‘no tengo problema con la misoginia, sexismo, y racismo o cualquier otra cosa, porque ayuda a mi negocio’”.

Tienda de New Balance. Foto de Devimco
Tienda de New Balance. Foto de Devimco

La polémica para New Balance surgió luego que Matthew LeBretton, vicepresidente de asuntos públicos de la compañía, declarara para The Wall Street Journal un día después de la elección presidencial que “la administración de Obama tuvo oídos sordos con nosotros francamente, con el presidente electo Trump, sentimos que las cosas se moverán en la dirección correcta”.

La empresa afirmó que los comentarios de su ejecutivo fueron tomados fuera de contexto y se referían a una política estadounidense de comercio y el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, un acuerdo de comercio entre Estados Unidos y 11 países del Pacífico asiático y América.

New Balance se ha opuesto desde el pasado a dicho acuerdo comercial, mientras que algunos de sus competidores como Nike ha estado a favor del pacto.

Los comentarios de LeBretton provocaron muchas respuestas en internet de consumidores de New Balance publicando fotos de sus tenis en la basura o incendiándose con promesas de un boicot a la marca.

“Es bueno saber esto. Hice una pequeña hoguera esta noche”, publicó un consumidor de New Balance en Twitter.

https://twitter.com/milftears/status/796557820829175808?ref_src=twsrc%5Etfw

Gente que apoya al presidente electo Donald Trump, contestaron. “Los liberales ahora están quemando sus zapatos después de una declaración de New Balance. Ordenaré mi primer par”, tuiteó un internauta a favor de Trump.

https://twitter.com/JaredWyand/status/796850387785551873?ref_src=twsrc%5Etfw

La situación subió de tono luego que un sitio a favor de la supremacía blanca conocido como The Daily Stormer manifestó su apoyo a New Balance por “apoyar a la gente blanca y apoyar la mano de obra estadounidense”. Un editor escribió: “Necesitamos apoyar eso. Veo a New Balance convirtiéndose en los zapatos oficiales de la gente blanca”.

La compañía se pronunció con un tuit tratando de aclarar lo sucedido:

“New Balance rechaza la intolerancia o el odio en cualquiera de sus formas. Uno de nuestros oficiales fue recientemente cuestionado sobre un comentario acerca de una política de comercio que fue sacada de contexto. Como una compañía de 110 años de antigüedad con cinco fábricas en EE.UU. y miles de empleados alrededor del mundo de todas las razas, géneros, cultura, orientaciones sexuales, New Balance es una organización que se guía por valores y es parte de una cultura que cree en la humanidad, integridad, comunidad y el respeto mutuo entre personas alrededor del mundo. Siempre hemos estado y siempre estaremos comprometidos a manufacturar en los Estados Unidos”.

Ahora el siguiente reto para la compañía será ver como las personas que apoyan al presidente electo reaccionan con la postura emitida a través de redes sociales.

Con información de USA Today

donald trumpnew balance
Menú de accesibilidad